10 valiosos consejos para mantenerse sano durante los viajes de invierno a Estados Unidos

Durante los meses de invierno, algunas regiones de EE.UU. se ven afectadas por condiciones meteorológicas severas, lo que conlleva una ventisca de problemas de salud que los viajeros deben tener en cuenta. El mal tiempo puede afectar a las personas mayores que viajan a EE.UU., especialmente si vienen de climas más cálidos, donde la nieve y el hielo no suelen aparecer. El cambio climático desconocido puede ser perjudicial para su salud, por lo que es importante tomar las medidas sanitarias preventivas y de precaución necesarias para mantenerse seguros y sanos durante una visita a EE.UU. Mantenga sus vacaciones en EE.UU. libres de enfermedades y accidentes siguiendo estos diez consejos sanitarios esenciales.

Excursiones a EE.UU

1. Asegúrese de vestir adecuadamente para esta temporada

ropa temporada de frio
Ropa temporada de frio

El tiempo en EE.UU. varía drásticamente. Asegúrese de investigar y averiguar cuáles serán las condiciones meteorológicas previstas para la región de su destino. En muchas regiones de EE.UU., llevar sólo una chaqueta o un jersey no será suficiente durante los meses de invierno. Piense en vestirse por capas y llevar prendas exteriores como chaquetas de plumas, abrigos de lana o cortavientos. Cuando camine en condiciones de nieve, asegúrese de llevar ropa brillante para ser visible para los coches que se acerquen. Y no olvide los accesorios esenciales para el frío: un gorro caliente, orejeras, bufanda y guantes evitarán que se escape el calor corporal.

2. Mantente seco

Mantente seco
Mantente seco

La ropa mojada enfría el cuerpo, haciéndote más susceptible de sufrir congelaciones o hipotermia. Si está lloviendo, aguanieve o nevando, asegúrate de cubrirte con ropa exterior impermeable que evite que la nieve y el hielo mojen tu ropa.

3. Lleve un calzado adecuado a temperaturas fuertes

Calzado para el frio
Calzado para el frio

Cuando hace frío, es habitual que las carreteras y las aceras se vuelvan heladas y resbaladizas, creando peligros traicioneros para los visitantes que no están familiarizados con estas condiciones. Para evitar una caída o lesión grave, camine despacio y con cuidado para aclimatarse al suelo helado. Lleve calzado antideslizante con suela de goma cuando camine por los senderos cubiertos de nieve y hielo. Además, tenga cuidado con el hielo negro, o una fina capa de hielo transparente que cubre el suelo: es prácticamente invisible, pero muy peligroso.

4. Esté atento a las previsiones meteorológicas

Mal tiempo
Mal tiempo

En las regiones frías de EE.UU. pueden darse condiciones meteorológicas extremas, como tormentas de nieve y ventiscas. Las fuertes nevadas y las altas velocidades del viento son aspectos comunes de las tormentas de invierno y las ventiscas, que pueden dar lugar a condiciones que pongan en peligro la vida de los visitantes que no tomen las precauciones necesarias. Preste atención a las emisoras de noticias locales y a las previsiones meteorológicas durante su visita, y evite las actividades al aire libre si se prevén condiciones meteorológicas severas.

5. Evite contraer la gripe

contraer la gripe
Contraer la gripe

Las enfermedades como el resfriado común y la gripe son más frecuentes durante el invierno, y pueden convertirse en enfermedades más graves entre las personas de riesgo. Para reducir las posibilidades de contraer un resfriado o la gripe durante su viaje, evite el contacto con quienes muestren signos de enfermedad, como estornudos o tos. Además, los agentes patógenos que transmiten el resfriado y la gripe cubren muchas superficies, como escritorios, pomos de puertas y teléfonos. Manténgase protegido lavándose las manos con agua y jabón a menudo o llevando consigo un desinfectante de manos en todo momento.

6. Proteja los ojos y la piel

Protejer del frio
Protejer del frio

Que el tiempo sea frío no significa que esté a salvo de los rayos UV. De hecho, los rayos UV pueden ser incluso más fuertes durante el invierno, al reflejarse en la nieve y el hielo. Evita los daños del sol llevando unas buenas gafas de sol y un protector solar con FPS 30 o superior, aunque esté nevando.

7. Vigila tu corazón

Protejer el corazón
Protejer el corazón

El tiempo frío puede afectar al corazón. El aumento de la presión arterial y los problemas cardiovasculares, como los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares, son especialmente frecuentes durante los meses más fríos del invierno, y las personas mayores y los padres ancianos son especialmente susceptibles. Adopte medidas preventivas, como mantenerse abrigado y evitar las actividades extenuantes que supongan un esfuerzo para el corazón.

8. Prepárese para un episodio asmático

episodio asmático
Episodio asmático

El clima frío también es más duro para las personas con asma. Los visitantes que viajan desde climas cálidos o húmedos pueden ser especialmente sensibles a los cambios de temperatura y experimentar problemas cardíacos o pulmonares. Por estos motivos, es importante controlar su actividad física, tomar precauciones adicionales cuando esté en el exterior y llevar siempre su inhalador para el asma.

9. Asegúrese de tener en cuenta la sensación térmica

sensación térmica FRIO
sensación térmica FRIO

Asegúrese de tener en cuenta la sensación térmica. Aunque se prevea una determinada temperatura, la sensación térmica -o la temperatura que siente el cuerpo- siempre será inferior. Por este motivo, es esencial que compruebe la sensación térmica de su zona y se vista adecuadamente para esa temperatura.

10. Manténgase hidratado

Beber agua
Beber agua

Su cuerpo tiene la misma probabilidad de deshidratarse en invierno que en verano. Aunque no sienta sed en el clima frío, su cuerpo sigue transpirando; por lo tanto, debe beber tanta agua como lo haría en un clima más cálido. Asegúrese de consumir mucha agua durante su estancia en Estados Unidos. El agua fría y el té caliente son dos buenas opciones.

Las personas mayores deben tomar precauciones especiales durante el invierno mientras visitan EE.UU. Visite Consejos de viaje para personas mayores para saber más. Dado que el coste médico en Estados Unidos es extremadamente alto y no se puede negar el hecho de que los percances pueden ocurrir en cualquier momento, es muy recomendable protegerse con un plan de seguro médico de viaje.

Ir arriba