Pantano riaño 2

Pantano riaño

El embalse de Riaño (además llamado de Remolina) se encuentra situado en el este de la provincia de León, en la red social autónoma de Castilla y León, España. Pertenece a la cuenca hidrográfica del Duero, y es alimentado por las fuentes de los ríos Esla y Yuso.

Con una capacidad superior a los 650 hectómetros cúbicos, fue constituido con el propósito de regar 84 000 hectáreas del páramo leonés de Tierra de Campos. Anega desde la fecha de su cierre, el 31 de diciembre de 1987, la área de los vales que fueran lugar de establecimiento de nueve antiguos pueblos; que dejó bajo sus aguas.

Los primeros días del mes de julio del año 1987 no se olvidan fácilmente en la provincia de León. Tampoco, en la conciencia colectiva de una generación de activistas ecologistas. Aquel año se convirtió de todos modos un macroproyecto de construcción de un embalse en Riaño que ahora había sido proyectado inclusive a principios del siglo XX. Por unas y otras razones la obra fue aplazada. Y fue el Gobierno de Felipe González quien la acabó. De forma deslumbrante, eso sí. El embalse provocó que nueve pueblos se quedaran bajo sus aguas y que los vecinos de los mismos fueran desalojados por la fuerza casa por casa. La lucha ecologista, aún principiante en nuestro país, tiene la historia marcada en rojo.

De lo que sucedió aquellos días hay bastante escrito. Desde documentales, exposiciones fotográficas a incluso un documental llamado Mi Valle. Los testimonios reflejan la herida que dejó en los pobladores de los antiguos Riaño, Burón, Anciles, Salio, Huelde, Éscaro, La Puerta, Pedrosa del Rey y Vegacerneja. Un ejemplo, Begoña Liébana, vecina de la zona, en afirmaciones a El Norte de Castilla hace tres años, cuando se cumplieron 30 del desalojo: “Desde pequeños habíamos oído charlar del pantano, veíamos la construcción de la presa pero daba la sensación de que jamás iba a llegar porque se extendió durante décadas. Fue una muerte lenta del pueblo que tienes que haber vivido para sentirlo. Pasaron 30 años pero no lo voy a olvidar jamás”.

El proyecto provocó una movilización sustancial en diversos puntos del Estado dirigidos por algunas organizaciones ecologistas activas en esos años. Y les marcó hasta hoy en día, así como afirman a cuartopoder determinados de sus personajes principales. “Marcó a muchas personas del movimiento ecologista. A mí me marcó bastante”, asegura Santiago Martín Barajas, uno de los impulsores de Ecologistas en Acción. “Sobre todo nos marcó a gente que teníamos 20 y pocos años entonces. Ten en cuenta que a esa edad es en la que uno empieza a salir al mundo. Nos encontramos con una injusticia despiadado, una obra tremenda que en el final no sirvió completamente para nada. Provocó un daño despiadado. En ese sentido lo cierto es que nos marcó a todos los de esa época”, añade.

Foto pantano riaño

Pueblo de Riaño

Alguien me dijo recientemente que Riaño es un pueblo sin alma. Quizás ésta permanezca bajo las aguas del embalse. Hay que recordar que, aunque Riaño no desapareció por completo, gran parte del obsoleto pueblo continúa sumergido. No le quedó otro antídoto que renacer de sus cenizas y levantarse de nuevo. Sin importar todo, tiene bastantes alicientes para dedicarle una visita en profundidad.

Tenemos la posibilidad de empezar por la Ermita de Nuestra Señora del Rosario junto a la que reposa el llamado banco más bonito de León. Un reclamo más que poderoso para flipar con las vistas que se obtienen desde este mirador natural. El templo fue trasladado hasta aquí piedra a piedra. Y es que esta ermita estaba inicialmente en el pueblo de La Puerta.

La visita nos va a llevar ahora por el llamado Recorrido del Recuerdo. Una senda peatonal de un kilómetro de extensión que bordea la orilla del pantano. Lo bonito de este sendero es que podemos observar numerosos paneles informativos con explicaciones y también imágenes del pasado de este valle antes de la construcción del embalse. Aplaudo esta idea. Me parece muy acertada.

foto puebo Ruaño

Ermita de Quintanilla

Esta pequeña hermosura se salvó por muy poco de ser engullida por las aguas del embalse. A pesar de todo, a veces, hay finales felices. Y la visión de la bella Ermita de Quintanilla cercada de montañas y con las aguas del embalse, bien puede considerarse un final feliz. O bien al menos, una pérdida menos de patrimonio artístico.

El templo se encuentra a solo 3 quilómetros del centro de la localidad. Sólo hay que salvar el enorme viaducto sobre la presa y seguir las advertencias.

Hermita de Quintana

Valle de Anciles

Esta ruta que empieza en el pueblo de Liegos, nos llevara a uno de los pocos valles vírgenes que quedan en la provincia de León.
De Liegos, sale una pista que por el Valle de San Pelayo nos lleva al pueblo de Lois, la cual cogeremos y al cabo de unos 6 Km. alcanzamos la collada de Anciles, punto más prominente de nuestra ruta.
Vamos a tomar la pista que sale a la izquierda y tras pasar una valla, entraremos en el valle de Anciles, zona cuidada, por lo cual pedimos desde aquí, proteger el ámbito y no fastidiar la fauna que habita estos parajes.
Descendiendo por esta pista, el valle se abrirá a nuestra derecha, en una planicie de pastos y bosque, donde vamos a poder ver si vamos en silencio especies como:
Ciervo, Cabra Montesa, Zorro, Rebeco, Jabalí, Águila, Buitre, Perdiz… Cerrando al sur la mole de las Peñas Pintas y el Pico Llerenes.
Mas abajo, donde el valle se angosta, vamos a pasar de nuevo la valla y tras esta, vamos a encontrar un arroyo de agua fría y cristalina, en la cual completar nuestras cantimploras.
Seguidamente, se vuelve a abrir el valle con la increíble cola del pantano, que recorreremos por su orilla izquierda, hasta su unión con el cañón de Bachende y las moles calizas del Pico Gilbo y el Cueto Cabrón.

Valle de Anciles

Catedral de la Montaña de Lois

El templo fué denominado “la Catedral de la Montaña” y sorprende la llegada a Lois, en un paraje medio-ambiental y paisajístico de primer orden (río Dueñas, en el Alto Esla), y encontrarse en la caída de la ladera con esta unitaria construcción de potentes masas y volúmenes cúbicos que se sobreeleva sobre todo el caserío, en el que
además se encuentran edificaciones populares y ciertas civiles de interés como la Casa solariega del siglo XVIII de los Álvarez Reyero, y otras con sus blasones en las portadas y fachadas, pues todos sus habitantes pertenecían a la nobleza.

El lugar aparece ahora citado en la época de la Repoblación, a principios del siglo X, perteneciendo a lo largo de los siglos siguientes sus pagos a los abades de Sahagún y Eslonza. A lo largo de la Edad Media perteneció al territorio de Alión y en el siglo XII (1185) los reyes de León lo donaron a la Orden de Santiago. En el XV era parte de la merindad de Valdeburón y en 1974 se fusiona con Crémenes.

Catedral de la montaña de Lois

Características de la presa

  • Nombre: Presa de La Remolina
  • Año de puesta en servicio: 1987
  • Género de presa: bóveda de doble curvatura y contorno asimétrico
  • Espesor en coronación: 4,20 metros
  • Altura sobre cimientos: 100,6 metros
  • Altura sobre el cauce: 89,91 metros
  • Cota de coronación: 1.102,60m
  • La Longitud en coronación: 337 metros
  • Longitud de galerías : 1328 metros
  • Número de aliviaderos: 2
  • Número de desagües: 1
  • Aptitud máxima de los desagües: 877 metros³/s
Ir arriba