Ruta de la Senda de Bolvonegro 2

Ruta de la Senda de Bolvonegro

En la región Nordoeste de Murcia, allí donde se unen los ríos Alhárabe y Benamor formando la génesis del río Moratalla, está el ajustado de Bolvonegro, un espacio protegido bajo diferentes marcos por su consideración arqueológica, ecológica, paisajística y geológica. La hace poco adecuada Senda de Bolvonegro -PR-MU 110-, incluida en la Red Naturaleza 2000, es la encargada de exhibir la inalcanzable belleza y atractiva geoformología de este inusual lugar.

Del mismo modo que sucede con el Flysch de la Costa Vasca, el Configurado de Bolvonegro es un libro abierto cuyas hojas de roca, formadas en este momento en el Mioceno, reflejan centenares de años de historia por medio de los fósiles y huellas de animales marinos. Su valor geológico es incalculable.

Para abarcar más de cerca este favorecido, y muy irreconocible, tesoro natural, hay que comprender Moratalla, una ciudad que compensa la carencia de riqueza arquitectónica y gigantes monumentos -a excepción del Castillo de Beniza– con el interesante que da su tipismo serrano y sus tradicionales calles empinadas donde el tiempo se ve proceder a ralentí.

senda bolvonegro moratalla

Ruta de la Senda de Bolvonegro

Empezamos este paseo simple y señalado de seis quilómetros, ida y vuelta, que se ejecuta precisamente en unas tres horas, y lo hacemos por un sendero cubierto de campos de cultivo. Enseguida tendremos la posibilidad de ver, sobre un pequeño cerro, los restos del poblado íbero Los Molinicos.

Seguimos por la senda hasta llegar al río Benamor, donde tendremos la posibilidad de ver los restos fósiles de un Paleodictyon, una aceptable exhibe de que esta región estuvo una vez sumergida bajo el mar. Unos 150 metros después nos vamos a encontrar el ingreso al poblado íbero, al que se puede entrar para contemplar sus restos. Son solo 50 metros de desvío, y otros tanto de regreso hasta la pista primordial.

Proseguimos caminando hasta llegar al río Alhárabe, y en este tramo el camino discurre al lado del lecho del río, donde se forman numerosas pozas de agua y cataratas, fundamentalmente después de las temporadas lluviosas. No faltan toda clase de entrometidas formaciones, que hacen considerablemente más impresionante este paseo, como fallas, cabalgamientos, pliegues en inclusive fósiles, de enorme interés geológico. Y en el final de la ruta tendremos la posibilidad de gozar de un salto de falla por donde cae el agua causando una pequeña cascada.

Bolvonegro ruta

¿Es fácil esta ruta?

Fíjate en la contrariedad y también procura llevar a cabo las más facilitas si todavía no estás muy entrenado/a. El nivel de esfuerzo y el estado del sendero para esta excursión es:

DISTANCIA: 16,85 km
DESNIVEL: 281 m
ESTADO DEL CAMINO: Bien generalmente, con determinados tramos bien difíciles (escurridizos, empinados, etc.). Por consiguiente es OBLIGATORIO llevar botas de senderismo (sin botas de senderismo no vas a poder venir con /as).
ESFUERZO: Fácil, Más ratos descansado que esforzado. Hay que de tener algo de manera física.

Cómo se formó el Estrecho de Bolvonegro

El Estrecho de Bolvonegro surge de la unión de los ríos Benamor y Alhárabe, que dan sitio al río Moratalla, el que se adentra en la roca esculpiéndola de una manera sin igual. Su belleza impresiona, mas además, se trata de un lugar cuya geología tiene mucho que contarnos. Las placas de roca y las formaciones que tenemos la posibilidad de observar, se produjeron en la época del Mioceno por el oleaje de tormentas y movimientos sísmicos. Esto generaba el arrastre de sedimentos que al depositarse, daban sitio a unas construcciones sedimentarias denominadas Hummocky.

Cómo llegar al estrecho de Bolvonegro

Partimos desde la localidad de Moratalla. Tomamos la carretera de Calasparra y en el kilómetro 3 tenemos un cruce, en el que tomaremos a la izquierda, dirección Socovos-Férez-Tazona-Benizar (carretera RM 715). Precisamente a un kilómetro del cruce, encontramos el río Alhárabe, que cruzaremos por un estrecho puente. Pasado el puente veremos una explanada donde dejar el coche y también iniciar la ruta.

Recomendaciones

  • Usar zapato adecuado para el senderismo.
  • Si van inferiores no hacer el trayecto completo, ahora que existe peligro de muerte por despeñamiento.
  • No juntar restos arqueológicos y respetar las creaciones.
  • No coger fósiles, los que aparte de ser un patrimonio de todos, están protegidos por la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985 y por la recientemente aprobada ley 4/2007, de 16 de
  • marzo, de Patrimonio Cultural de la Red social Autónoma de la Región de Murcia.
  • Ir en silencio para no fastidiar a la fauna, lo que nos dejará observar diferentes tipos de aves acuáticas, de esta forma como galápagos y anfibios.
  • No dejar restos de basura en la región y respetar la fauna, flora y gea.
  • Abandonar la zona en el caso de lluvias intensas.
  • No pisar en las rocas húmedas, ahora que acostumbran estar tapizadas de algas y son muy escurridizas.
  • Utilizar un zapato correcto para practicar el senderismo.
  • Hay que respetar tanto los restos arqueológicos de la zona como las creaciones que encontremos en el sendero. Tampoco hay que coger fósiles. Considerados patrimonio de todos, están
  • protegidos por la Ley de Patrimonio Histórico Español de 1985, además de por la ley 4/2007, de 16 de marzo, de Patrimonio Cultural de la Red social Autónoma de la Región de Murcia.
  • Si hacemos la ruta acompañados de pequeños, conviene saber que hay una parte de la ruta en la que hay un alto peligro por despeñamiento.
  • Dejar la zona en caso de lluvias profundas, y no pisar sobre las rocas húmedas, ya que suelen estar repletas de algas, resultando muy resbaladizas
  • Se suplica hacer la Senda de Bolvonegro en el mayor silencio posible para no atemorizar a la fauna local, eso nos facilitará el poder observar a los anfibios, las aves acuáticas y a los galápagos.
  • No tirar basura en la zona, y por supuesto respetar la fauna, flora y elementos geológicos
Ir arriba