12 Mejores Cosas que hacer en Flagstaff, AZ

by Gloria Ocaña

Conocida acertadamente como la «Ciudad de las Siete Maravillas», Flagstaff ha sido un popular destino turístico desde principios del siglo XX, cuando la gente acudió por primera vez al norte de Arizona para ver sus numerosas atracciones turísticas. Además de incluir yacimientos arqueológicos de los Ancestros Pueblo, éstos también abarcan desde escarpados cañones y cráteres en ruinas hasta vastos bosques y majestuosas cumbres montañosas.

Como en esta época también llegaron a la ciudad grandes riquezas a lo largo de la Ruta 66 y de su ferrocarril, la encantadora ciudad cuenta ahora con una gran cantidad de atractiva arquitectura e interesantes lugares históricos que puede visitar. Aunque la historia y la cultura nunca están lejos, también tiene un ambiente animado pero relajado gracias a su gran población universitaria. Con muchas cosas que hacer en Flagstaff y muchas actividades al aire libre en sus alrededores, hay algo para todos.

1. Monumento Nacional del Cañón del Nogal

Walnut Canyon Monumento Nacional

Situado a sólo quince minutos al este de Flagstaff se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos antiguos más interesantes e impresionantes de la zona y de Arizona: el Monumento Nacional del Cañón del Nogal. Dentro del estrecho y escarpado cañón del mismo nombre, los visitantes pueden encontrar veinticinco cautivadoras viviendas en los acantilados para explorar, así como un precioso paisaje y naturaleza.

Construidas entre 1100 y 1250 d.C. por el pueblo Sinagua, estas ruinas se encuentran bajo escarpadas crestas y salientes de piedra caliza, protegidas de los elementos por las escarpadas laderas de los acantilados. Para visitar estas increíbles viviendas en los acantilados, los visitantes pueden recorrer un sendero que serpentea por la ladera del cañón.

Además de disfrutar de la belleza del lugar y ver el asentamiento de cerca, también se puede aprender más sobre los Sinagua en el maravilloso museo del monumento nacional.

2. Monumento Nacional del Volcán Sunset Crater

Puesta De Sol Cráter Del Volcán Monumento Nacional

Situado a tiro de piedra del Monumento Nacional Wupatki se encuentra el espectacular Monumento Nacional del Volcán Sunset Crater. Llamado así por el cono de ceniza que se desmorona en su centro, tiene un montón de paisajes dramáticos y desolados para explorar con fantásticas fotos de todas sus características.

Protegido como parte de un parque desde 1930, el cráter es el más joven de los Picos de San Francisco, ya que se formó hace sólo unos mil años en una erupción volcánica. Sus sombrías laderas se encuentran en medio de onduladas estribaciones, bosques y campos de lava; todo ello hace que ahora se pueda practicar el senderismo.

En el centro de visitantes del lugar, los visitantes pueden aprender todo sobre la historia, la geología y la naturaleza de la escarpada región, así como ver algunas asombrosas fotos aéreas del Cráter del Atardecer. Aunque ya no se permite el senderismo hasta su cima, los visitantes pueden explorar el hermoso flujo de lava de Bonito que se encuentra en las cercanías.

3. Observatorio Lowell

Observatorio Lowell

En lo alto de una colina, al oeste del centro de la ciudad, se encuentra el Observatorio Lowell, famoso por ser el lugar donde se descubrió el planeta enano Plutón en 1930. Además de interesantes artefactos y exposiciones sobre astronomía, sus telescopios permiten a los visitantes contemplar con asombro el cielo nocturno repleto de estrellas.

Uno de los observatorios más antiguos de Estados Unidos, creado en 1894, lleva el nombre del astrónomo Percival Lowell, quien lo creó. A lo largo de los años, el centro de investigación ha realizado una serie de importantes descubrimientos y numerosos astronautas han visitado las instalaciones para preparar el Programa Apolo.

Además de ver maquetas y exposiciones interactivas sobre el sistema solar, los visitantes pueden asistir a charlas sobre todo tipo de temas, desde agujeros negros y Plutón hasta la historia del observatorio y sus descubrimientos científicos. Sin embargo, lo más destacado es mirar por un telescopio y ver todos los planetas y estrellas que hay ante ti.

4. Grandes cataratas

Grand Falls

En una parte escarpada y remota del pintoresco Painted Desert se encuentra el impresionante espectáculo de Grand Falls. Situadas a una hora en coche al noreste de Flagstaff, se encuentran en un lugar pintoresco a lo largo del río Little Colorado, en tierras de la Nación Navajo.

Aunque sólo mide 21 metros, la cascada alcanza una impresionante altura de 56 metros, lo que la hace más alta que las cataratas del Niágara. Debido al color turbio del agua, a menudo se le llama «cataratas de chocolate», ya que su tamaño, escala y sombra hacen que las fotos sean fantásticas.

Aunque es famosa por los notables arcoíris que crea su chispeante rocío, las cataratas sólo fluyen durante ciertas épocas del año. Por ello, la mejor época para visitarlas es entre marzo y abril, cuando las cataratas se alimentan del deshielo de las lejanas Montañas Blancas.

Enlaces de interés en Grandes cataratas

5. Monumento Nacional de Wupatki

Wupatki Monumento Nacional

Uno de los yacimientos arqueológicos más sorprendentes de Arizona, el Monumento Nacional de Wupatki, se encuentra a una hora en coche al noreste de la ciudad. Situado en una parte pintoresca y aislada de la meseta del Colorado, hay un montón de ruinas notables y asentamientos centenarios que podrá explorar y que fueron dejados por el antiguo pueblo.

Wupatki, que significa «casa alta» en la lengua hopi, recibe su nombre del mayor asentamiento del lugar, que es sin duda su punto más destacado. Dentro de los restos del edificio de roca roja hay más de cien habitaciones por las que se puede pasear, mientras que en el exterior hay una pista para jugar a la pelota cerca de dos estructuras tipo kiva que se están desmoronando.

Aunque fue abandonado en 1225, los pueblos ancestrales ya vivían en esta región salvaje y remota desde el siglo V d.C. En total, el yacimiento, abrasado por el sol, cuenta con más de 2.700 estructuras, y los visitantes también pueden visitar otros pueblos más pequeños, como Ciudadela, Lomaki y Nalakihu.

6. Bosque Nacional de Coconino

Bosque Nacional De Coconino

El Bosque Nacional de Coconino, que se extiende por una enorme zona que rodea casi por completo la ciudad, cuenta con un estupendo paisaje y naturaleza. Además de los Picos de San Francisco, alberga diversos paisajes que seguramente harán las delicias de los amantes de la naturaleza y los entusiastas de las actividades al aire libre.

Establecido en 1898, este pintoresco parque protege desde el desierto y los pinos ponderosa hasta enormes mesetas, verdes bosques y campos volcánicos. Por ello, es un auténtico placer explorarlo, con escarpados cañones y rojas formaciones rocosas que se encuentran junto a centelleantes lagos y relucientes arroyos.

Debido a su esplendor escénico, el Bosque Nacional de Coconino es un lugar muy popular para visitar, con mucha gente disfrutando del senderismo, la bicicleta de montaña y la acampada.

7. Centro histórico

Centro

Situado justo en el centro de la ciudad se encuentra su atractivo centro histórico que alberga una gran cantidad de atractiva arquitectura e interesantes atracciones. Centrado en torno a la histórica Ruta 66 y a las antiguas vías de tren que atravesaban la ciudad, esta vibrante zona se extiende a lo largo de varias manzanas y tiene mucho que ver y hacer.

La mayoría de sus hermosos edificios de ladrillo se remontan a principios del siglo XX, cuando tanto el ferrocarril como la Ruta 66 trajeron grandes riquezas a la ciudad. Maravillosamente bien conservados, exhiben desde arquitectura de estilo Art Deco e italianizante hasta rasgos neoclásicos y de renacimiento románico. Destacan el Hotel Weatherford y el edificio de los Hermanos Babbitt con su estación de tren que ahora sirve como centro de visitantes de la ciudad.

Los edificios históricos de Flagstaff albergan hoy en día un gran número de magníficos restaurantes y tiendas, y la ciudad es también conocida por su floreciente cultura de cafeterías. Además, en el centro de la ciudad se celebra regularmente un mercado de agricultores, mientras que su gran población estudiantil hace que haya un ambiente animado y juvenil en la zona.

8. Extremo de Flagstaff

Flagstaff Extrema

Si lo que busca es una estimulante actividad de aventura al aire libre, no busque más que Flagstaff Extreme. Situado justo al sur del centro de la ciudad, cuenta con cinco emocionantes recorridos de obstáculos elevados para que los recorras, así como más de treinta tirolinas por las que tirar.

El mayor circuito de retos suspendido del estado, cuenta con más de ochenta puentes oscilantes, columpios y redes para que navegues; todo ello encadenado entre imponentes pinos Ponderosa. Además de trepar, columpiarse y deslizarse por las copas de los árboles, hay que burlar todos los obstáculos que se encuentran en el camino.

Si le gustan las alturas y quiere que su corazón se acelere, los desafíos aéreos de Flagstaff Extreme son un día divertido y familiar.

Enlaces de interés en Extremo de Flagstaff

9. Cueva del río Lava

Cueva De Lava Río

Otra increíble maravilla natural cerca de Flagstaff es la cueva del río Lava, que también se encuentra en el Bosque Nacional de Coconino. Situada a sólo media hora en coche al noroeste de la ciudad, merece la pena visitarla por sus formaciones rocosas que se parecen mucho al agua que fluye.

Sorprendentemente, la caverna se formó hace unos 700.000 años, cuando un respiradero volcánico entró en erupción en las cercanías. Además de dejar restos ondulados en la roca, la lava fundida también creó carámbanos de piedra que cuelgan suspendidos en el tiempo del techo de la cueva.

Como el lugar no está urbanizado, explorar la cueva fría es una experiencia inolvidable al aventurarse en sus confines que se extienden por más de un kilómetro bajo tierra.

10. Arizona Snowbowl

Arizona Snowbowl

Uno de los mejores lugares para esquiar y hacer snowboard en el estado es el Arizona Snowbowl, que se encuentra a sólo media hora al norte de Flagstaff. Sus pistas nevadas se encuentran en el flanco occidental del poderoso monte Humphreys, escondido entre los picos de San Francisco.

Fundada en 1938, la estación alpina cuenta ahora con 55 pistas para que los visitantes desciendan por ellas gracias a ocho telesillas. Desde la cima del monte Humphreys, de 3.852 metros de altura, el pico más prominente del estado, hay un descenso vertical total de más de 700 metros para esquiar con tres magníficos parques de terreno para probar.

Además, cuenta con un montón de acogedoras cabañas y espaciosas suites en las que alojarse, así como excelentes actividades de senderismo y ciclismo de montaña en los soleados meses de verano.

11. Museo del Norte de Arizona

Museum Of Northern Arizona

Situado en un edificio de piedra de lava, el magnífico Museo del Norte de Arizona se encuentra a menos de diez minutos en coche al noroeste de Flagstaff. Un lugar interesante y educativo para visitar, su colección ofrece una visión inestimable de la historia, la naturaleza y la cultura de la meseta del Colorado.

Desde que se fundó en 1928, la cautivadora colección del museo no ha dejado de crecer, y en la actualidad alberga cinco millones de objetos, algo difícil de creer. Sus atractivas y extensas exposiciones abarcan desde muestras sobre dinosaurios y galerías sobre geología hasta asombrosas obras de arte y artefactos de los pueblos indígenas del norte de Arizona.

Además de todo esto, también cuenta con un precioso jardín que alberga plantas y flores de la región, con bailes, música y cuentacuentos que se celebran en los meses de verano.

12. Parque Histórico Estatal de la Mansión Riordan

Parque Histórico Del Estado Mansión Riordan

Justo al suroeste del centro de la ciudad se encuentra la notable Mansión Riordan, que exhibe una gran cantidad de exquisitas artesanías americanas. Protegida como parte de un Parque Histórico Estatal desde 1978, se encuentra justo al lado del amplio campus de la Universidad del Norte de Arizona.

Construida en 1904, la enorme mansión está formada por dos alas casi idénticas unidas por una gran sala común. En esta enorme casa histórica vivían los hermanos barones de la madera Timothy y Michael Riordan con sus esposas, que también eran hermanas.

Mientras se hace un recorrido por la propiedad se puede aprender todo sobre la prominente familia y la arquitectura única e inusual que se exhibe. Además, sus cerca de cuarenta habitaciones cuentan con una gran cantidad de impresionantes piezas de época y un fabuloso mobiliario para que puedas examinarlas.

You may also like

Leave a Comment