12 Mejores Cosas que Hacer en Taos, Nuevo México

46

Enclavada en el centro norte de Nuevo México, Taos se encuentra en un lugar sereno y a la vez soleado, respaldado por la impresionante cordillera Sangre de Cristo. Aunque se encuentra a poca distancia de desfiladeros, picos prominentes y un delicioso paisaje desértico, la lista de cosas que hacer en Taos es igual de atractiva y encantadora en términos de lo que tiene que ofrecer.

Conocida como el “Alma del Suroeste”, cuenta con una asombrosa variedad de museos de arte, antiguas atracciones turísticas históricas y, como tal, tiene un rico patrimonio cultural en el que los visitantes pueden profundizar. A lo largo de los siglos, todos, desde artistas y montañeros hasta nativos americanos y practicantes de la Nueva Era, han dejado su huella en Taos Pueblo, una de las comunidades más antiguas del Estado, que se encuentra cerca. Con tantas facetas diferentes y tantos paisajes espléndidos que explorar, Taos es sin duda uno de los lugares más gratificantes para visitar en el estado.

1. Taos Pueblo

Taos Pueblo

Una de las atracciones turísticas más destacadas de Nuevo México, el diminuto pueblo de Taos, al que se llega en menos de diez minutos desde el centro de la ciudad. Notablemente, el sitio de los nativos americanos ha estado habitado continuamente durante más de mil años, lo que lo convierte en una de las comunidades más antiguas de los Estados Unidos.

En el pequeño asentamiento los visitantes encontrarán una asombrosa arquitectura de adobe, con la mayoría de sus edificios de varios pisos que se cree que fueron construidos hace más de cinco siglos. Tal era su esplendor que cuando los españoles se toparon con ella en 1540 pensaron que por fin habían encontrado una de las legendarias Siete Ciudades de Oro.

Aunque puede que sólo haya sido un mito, Taos Pueblo es ciertamente rico en lo que respecta a su increíble historia y cultura. Es impresionante que unos 150 habitantes sigan viviendo en sus hermosos y antiguos edificios, protegiendo y conservando sus antiguas tradiciones para las generaciones futuras. Además de enseñarle a conocer este monumento histórico nacional, las visitas guiadas ofrecen una visión inestimable de la vida de los indios Pueblo.

Aunque haya sido un mito, Taos Pueblo es ciertamente rico en lo que respecta a su increíble historia y cultura. Es impresionante que unas 150 personas sigan viviendo en sus hermosos y antiguos edificios, protegiendo y conservando sus tradiciones ancestrales para las generaciones futuras. Además de enseñarle a conocer este monumento histórico nacional, las visitas guiadas ofrecen una visión inestimable de la vida de los indios Pueblo.

2. Valle de esquí de Taos

Taos

Con 110 tentadoras pistas para descender, Taos Ski Valley no es sólo una de las mayores y mejores estaciones de Nuevo México, sino también de todo el suroeste. Situado en un lugar pintoresco y aislado de la cordillera Sangre de Cristo, se encuentra a sólo media hora en coche al norte de la ciudad.

Desde su apertura en 1955, el complejo ha seguido creciendo, con innumerables y acogedores chalets y condominios, además de animados bares y restaurantes. Además, cuenta con un spa y una pista de hielo, así como con tiendas de esquí y una escuela de esquí.

La verdadera razón por la que todo el mundo la visita es, por supuesto, por sus sublimes pistas cubiertas de nieve que descienden serpenteando desde la cumbre del Pico Kachina, de 3.804 metros. Apropiadas para principiantes, intermedios y avanzados, sus pistas cuentan con catorce remontes con un desnivel total de 997 metros. Con un paisaje tan sensacional y una nieve tan brillante, el Valle de Esquí de Taos es realmente uno de los mejores lugares para esquiar y hacer snowboard en el suroeste.

3. Puente de la Garganta del Río Grande

Rio Grande Gorge Bridge

El puente de la garganta del Río Grande, una obra de ingeniería absolutamente fenomenal, se encuentra a sólo quince minutos en coche al noroeste de Taos. Debido a su proximidad y a las fantásticas vistas que ofrece, el puente es un lugar muy popular y pintoresco para visitar.

Terminado en 1965, se eleva por encima del embravecido río Grande y del desfiladero del mismo nombre. Sus tres vanos, de acero macizo, se extienden un total de 390 metros y permiten disfrutar de unas vistas épicas sobre el abismo y las aguas salvajes que se encuentran muy por debajo.

Gracias a su impresionante escenario y a su vertiginosa caída, ha aparecido en innumerables películas a lo largo de los años, y los lugareños lo conocen tanto como “puente del desfiladero”como “puente alto”. Además de deleitarse con su belleza, los visitantes pueden recorrer el escarpado borde del desfiladero para tomar fabulosas fotos del impresionante puente desde la distancia.

4. Camino a Taos

Alto Camino A Taos

La High Road to Taos, que se extiende desde Santa Fe, es una auténtica delicia para viajar a través de las pintorescas montañas Sangre de Cristo. Además de llevarle a través de un montón de paisajes encantadores y de un escenario impresionante, la deslumbrante ruta también tiene un montón de lugares históricos interesantes y miradores fenomenales en los que puede detenerse.

Con noventa kilómetros de longitud, la carretera panorámica atraviesa desde vastos valles y poderosas montañas hasta verdes bosques y altos desiertos. A lo largo de la misma hay ciudades coloniales españolas y pueblos indígenas para visitar, llenos de hermosos edificios antiguos y excelentes galerías de arte.

Debido a su importancia histórica y espiritual, mucha gente se detiene en las cautivadoras iglesias de El Santuario de Chimayo, San José de Gracia y San Francisco de Asís. Aunque estos tres monumentos históricos nacionales cuentan con una llamativa arquitectura de adobe, son sólo algunas de las espectaculares vistas que se pueden contemplar a lo largo de la High Road to Taos Scenic Byway.

5. Casa y Museo de Kit Carson

Kit Carson Home

El encantador Kit Carson Home & Museum se encuentra a un tiro de piedra de la Plaza de Taos. Declarado monumento histórico nacional en 1963, muestra una magnífica arquitectura colonial española y ofrece una interesante visión de la vida fronteriza en el estado.

Construida en 1825, esta sencilla estructura de una sola planta lleva ahora el nombre del feroz y famoso hombre de la frontera Kit Carson. Además de ser guía, trampero y explorador, el poderoso montañés también luchó contra los nativos americanos de la zona y combatió durante la Guerra Civil estadounidense.

Su histórica casa expone ahora una colección de recuerdos de su vida, así como exposiciones informativas y un cortometraje sobre todas sus extraordinarias hazañas.

6. Camino del Círculo Encantado

Mando Del Círculo Encantado

Tan mágico como parece, Enchanted Circle Drive le lleva en un encantador bucle alrededor de Wheeler Peak, pasando por impresionantes escenarios, paisajes y naturaleza en el camino. Con 136 kilómetros de longitud, es una de las rutas más populares y pintorescas de todo Nuevo México.

Por el camino, pasará por enormes mesetas y majestuosas montañas, así como por verdes valles y vastos bosques, con multitud de puntos panorámicos en los que podrá detenerse. Como su maravillosa naturaleza pide ser explorada, hay muchas actividades exquisitas al aire libre que los visitantes pueden disfrutar a lo largo de la ruta, siendo las más populares el senderismo, la acampada y la observación de la fauna.

Además, la ruta Enchanted Circle Drive cuenta con todo tipo de alojamientos, desde acogedoras cabañas hasta lujosas casas de campo, con sensacionales estaciones de esquí en las montañas. Con innumerables e interesantes lugares históricos y pintorescos pueblos a lo largo de su recorrido, esta extraordinaria ruta lo tiene todo.

7. Museo Millicent Rogers

Museo Millicent Rogers

Uno de los mejores lugares para visitar si quieres adentrarte en el arte, la historia y las culturas del suroeste de los Estados es el magnífico Museo Millicent Rogers. Situado a sólo diez minutos en coche del centro de la ciudad, cuenta con una colosal colección de más de 7.000 asombrosos objetos y obras de arte.

Fundado en 1956, el museo lleva el nombre de la modelo, coleccionista de arte y heredera del petróleo Millicent Rogers, y cuenta con numerosas y magníficas galerías y evocadoras exposiciones. Están repletas de todo tipo de objetos, desde cerámica y artesanía hasta fotos, pinturas y joyas, pasando por magníficos tejidos y fascinantes figuras.

Además de mostrar las artes nativas e hispanas, también exhibe con orgullo algunas de las mejores y más atractivas cerámicas producidas por María Martínez y su familia.

8. Barcos de tierra

Earthships

Al noroeste de la ciudad se encuentra una de las atracciones más sorprendentes de la zona: las naves terrestres, únicas, inusuales y de aspecto sobrenatural. Diseñadas para ser respetuosas con el medio ambiente, las setenta casas sostenibles de la comunidad son fascinantes y ofrecen una visión alternativa de cómo los seres humanos pueden interactuar y convivir con la naturaleza.

Al estar hechos de materiales reciclados, como neumáticos, latas y botellas, sus edificios son un espectáculo sorprendente, ya que todos presentan diseños deliciosamente diferentes. Enterradas por tres lados, las casas no sólo pueden calentarse y refrigerarse por sí mismas, sino que también recogen su propia agua y producen su propia electricidad. Además, los residentes son completamente sostenibles, ya que cultivan y cosechan sus propios alimentos.

Además de hacer un recorrido por el lugar, los visitantes pueden optar por alojarse en una de las casas de diseño imaginativo. Situado en una zona pintoresca, aislada y bañada por el sol, Earthships merece sin duda una visita, ya que seguro que no se parece a ningún otro lugar en el que haya estado antes.

9. Museo de Arte de Taos

Taos Museo De Arte

Escondido justo al norte del centro de la ciudad se encuentra el diminuto pero estupendo Museo de Arte de Taos, que exhibe un montón de asombrosas obras de arte y arquitectura de adobe. Ubicado en la antigua casa de Nicolai Fechin, un artista ruso-americano, el museo se dedica a preservar y promover el patrimonio artístico de la ciudad.

Desde su apertura en 1994, su colección ha aumentado hasta superar las 300 obras de arte, y muchas de sus pinturas, bocetos y tallas de madera han sido realizadas por el propio Fechin. Además de sus retratos de nativos americanos de principios del siglo XX y de las escenas de los paisajes desérticos de Nuevo México, los visitantes también pueden encontrar muchas obras de arte excepcionales de artistas locales de Taos.

Tan atractivo como el arte es el propio edificio y el fabuloso mobiliario y los maravillosos trabajos en madera que alberga. Debido a su maravillosa mezcla de estilos e influencias arquitectónicas, la histórica casa fue incluida en una lista protegida de casas americanas en 1979.

10. Pico Wheeler

Wheeler Peak

La montaña más alta de todo Nuevo México, Wheeler Peak, se encuentra a sólo cuarenta y cinco minutos en coche al noreste de Taos. Ofrece unas vistas privilegiadas de sus alrededores, así como una gran cantidad de actividades recreativas, y seguro que hará las delicias de los amantes de la naturaleza y los entusiastas de las actividades al aire libre.

Este pico, que forma parte de las montañas Sangre de Cristo, se eleva hasta los 4.013 metros de altura y domina y define el maravilloso espacio natural que lleva su nombre. Mientras que sus laderas superiores y su cima son bastante desoladas y áridas, sus tramos inferiores albergan ríos caudalosos y bosques frondosos con atractivos lagos alpinos salpicados aquí y allá.

Además de subir a su escarpado borde y disfrutar de las impresionantes vistas, los visitantes pueden acampar y observar la fauna entre toda su increíble naturaleza. Con un bucle escénico de la prominente cima para recorrer en coche y sensacionales estaciones de esquí en las cercanías, merece la pena visitar el Pico Wheeler por todo lo que ofrece.

11. Plaza de Taos

Plaza De Taos

El corazón histórico de la ciudad, la Plaza de Taos, está flanqueada por un montón de hermosos edificios antiguos y negocios en auge. Con un ambiente encantador, animado pero relajado, y una arquitectura muy llamativa, ninguna visita a Taos estaría completa sin pasar por la bonita y tranquila plaza.

Al estar rodeada de magníficos edificios de estilo colonial español y de casas de la Misión Revival, la frondosa plaza sigue teniendo el mismo aspecto que cuando se fundó a finales del siglo XVIII. En el centro de todas sus atractivas galerías de arte, tiendas y restaurantes se encuentra una espléndida escultura de Antonio José Martínez, un destacado sacerdote y político de Nuevo México.

Además de su atractiva estética y su atractivo ambiente, la Plaza de Taos también acoge numerosos eventos culturales y conciertos a lo largo del año. Como muchos de los principales atractivos turísticos de la ciudad se encuentran en sus inmediaciones, también es un buen punto de partida para recorrer Taos.

12. Taos Box Rafting

Taos Caja De Balsa

Si lo que busca es una experiencia aventurera y llena de adrenalina, no hay nada mejor que hacer rafting en las aguas bravas del emocionante y aterrador Taos Box. Este profundo y dramático cañón, que forma parte del desfiladero del Río Grande, es famoso por sus rugientes rápidos, que suelen estar considerados como los más difíciles de Nuevo México.

A lo largo de veinticinco kilómetros, los balseros son arrastrados por el caudaloso río, sorteando cacofónicas cascadas y vertiginosas caídas a su paso. Las partes más duras son Rockgarden y Camel Rock, ya que aquí el escarpado cañón se vuelve muy empinado y estrecho y las aguas se vuelven más salvajes.

Aunque se pueden encontrar varias empresas de excursiones en el centro de la ciudad, el Taos Box sólo debería ser intentado por balseros experimentados debido a su nivel de dificultad. Sin embargo, recorrer sus escarpados rápidos es una experiencia inolvidable, con muchos paisajes espectaculares que se pueden disfrutar a lo largo del recorrido.