Clima y temperatura en Orlando

Una característica de Orlando es que goza de un gran clima durante todo el año. Los inviernos son siempre especialmente suaves y los veranos son calurosos sin llegar a ser abrasadores. Esto es, sin duda, una ventaja para los que quieran visitar la ciudad, cualquier época del año es buena. Debido a su proximidad al océano y a su origen pantanoso, en algunos periodos del año el clima puede ser un poco húmedo y en algunos meses (los que van de junio a septiembre) puede ocurrir que las lluvias sean más frecuentes.

¿Cuál es la época del año ideal para viajar a Orlando?

Orlando es una ciudad que puede visitarse durante todo el año, sin ningún problema particular debido al clima. Enero es sin duda el mes más fresco, con temperaturas mínimas de 10 grados centígrados y máximas de 22 grados. Aunque el frío no aprieta, si tienes la intención de ir a los balnearios cercanos o probar los juegos de agua en los parques temáticos, éste es definitivamente un periodo que hay que evitar.

Julio y agosto son sin duda los meses más calurosos y húmedos, con un termómetro que alcanza los 34 grados y un 95% de humedad. Aunque la ciudad rara vez experimenta temperaturas superiores a los 38 grados, la extrema humedad hace que el índice de calor supere a menudo los 43 grados. Durante los meses de verano, los aguaceros tampoco son infrecuentes: julio es el mes más lluvioso registrado, con una media de 17 días de lluvia. Abril, enero y noviembre son estadísticamente los meses menos lluviosos, con una media de sólo 6 días de precipitaciones. En cambio, los meses entre diciembre y mayo son los más secos, con un alto riesgo de incendios.

Tiempo y temperaturas en Orlando: ¿cuándo ir?

La mejor época, por tanto, para visitar Orlando podría ser a principios de otoño, cuando el tiempo aún es suave (octubre tiene una temperatura mínima media de 19 grados y una máxima de 29) y la ciudad no está excesivamente concurrida. Sin embargo, si piensas visitar los parques temáticos, ten en cuenta que los fines de semana suelen estar menos concurridos que los dos o tres primeros días de la semana.

Otra buena época para visitarla es de diciembre a principios de mayo, cuando la probabilidad de encontrar lluvias o tormentas tropicales es ciertamente menor. Si la visita se combina con la de todo el estado, Florida, quizá sea mejor optar por el comienzo de la primavera, cuando la temperatura diurna es alta pero el clima sigue siendo bastante seco.

Invierno en Orlando

El invierno, como ya se ha dicho, no es especialmente frío. Enero, que es el mes con las temperaturas más bajas, rara vez registra menos de 10 grados y la nieve es prácticamente un mito. El invierno es sin duda un buen periodo si quieres evitar las grandes multitudes que suelen haber en los grandes parques temáticos. Sin embargo, definitivamente no es ideal si quieres recorrer Florida en su totalidad.

Primavera en Orlando

La primavera es una de las mejores épocas para visitar la ciudad de los parques. Ciertamente, los fines de semana suelen llenarse de turistas, pero definitivamente vale la pena por el tiempo despejado y no demasiado húmedo y lluvioso, especialmente en abril.

El verano en Orlando

El verano es el periodo más caótico debido a las vacaciones escolares y las de los trabajadores estadounidenses. También puede llover con mucha facilidad, con chubascos intensos que duran varias horas del día. De media, en el mes más lluvioso, julio, hay unos 14 días de precipitaciones.

Otoño en Orlando

El otoño es otra buena época para visitar Orlando. Las temperaturas siguen siendo bastante elevadas, con una media de 26 grados en septiembre que baja a 19 en noviembre. El otoño es todo menos frío y el sol acompaña la mayor parte de los días, con sólo 4/5 días al mes en octubre y noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba