Los 10 mejores países para visitar en África

92

África es mucho más que safaris, playas y pirámides. Es el segundo continente más grande y más poblado de la Tierra. Sus 54 países continentales e insulares cuentan con su propia historia, patrimonio y cultura, y esto es, en parte, lo que hace que viajar por África sea tan fascinante.

Mientras que sus largas costas están bordeadas de hermosas playas y escarpados acantilados, su vasto interior abarca desde montañas y desiertos hasta selvas tropicales y el río Nilo. Dispersos por estos diversos paisajes, encontrará asombrosos lugares históricos, aldeas solitarias y enormes metrópolis.

Hogar de un amplio abanico de culturas y lenguas diferentes, África ofrece una embriagadora mezcla de lo antiguo y lo nuevo, ya que muchas de sus tradiciones y costumbres ancestrales aún perduran en la actualidad. Conocida por su asombrosa vida salvaje, la extraordinaria belleza natural de África hace que sea una delicia explorarla, y sus fascinantes lugares de interés histórico y cultural hacen que todo el mundo pueda disfrutar de ellos.

1. Egipto

Egipto

Célebre por sus antiguos monumentos y yacimientos arqueológicos, entre los que se encuentran las pirámides de Guiza, la Gran Esfinge y el Valle de los Reyes, Egipto no se parece a ningún otro país de la Tierra. La historia, que fue el hogar de una de las mayores civilizaciones y culturas del mundo, se muestra allá donde vaya, con tumbas y templos junto a estatuas y obeliscos, todos ellos intrincadamente tallados.

Situado en el extremo noreste del continente, Egipto limita con los mares Mediterráneo y Rojo, y con el desierto del Sahara al sur y al oeste. Por Egipto pasa el río Nilo, que es la fuente de vida del país.

Aunque mucha gente viene a ver sus monumentos históricos o a explorar todo lo que ofrece El Cairo, otros tantos vienen por sus fantásticas playas del Mar Rojo. Con tanta historia y cultura en la que adentrarse, y tantos paisajes desérticos y costeros impresionantes, Egipto tiene realmente algo que disfrutar para todos.

2. 3. Sudáfrica

Sudáfrica

Ocupando el extremo sur del continente, Sudáfrica cuenta con algunos de los mejores y más bien gestionados parques nacionales y reservas de caza de África. De ellos, Kruger es, sin duda, el más conocido y visitado, y el Parque Nacional de Elefantes de Addo también es una atracción popular.

Conocida como la “Nación del Arco Iris”por su población multicultural, las ciudades sudafricanas son fascinantes de visitar, ya que cada una de ellas tiene su propio aspecto, sensación e identidad. Mientras que Johannesburgo rebosa de vida, Ciudad del Cabo es de naturaleza más relajada y está dominada por la espectacular Montaña de la Mesa, con las maravillosas bodegas de Stellenbosch en las cercanías.

Sudáfrica es una delicia para explorar, ya que no sólo alberga las imponentes montañas de Drakensburg, sino también el árido desierto del Kalahari y la exuberante Ruta de los Jardines. Por si fuera poco, su costa, tanto la del Atlántico como la del Índico, está plagada de estupendos paisajes y fabulosas playas. Muchos aventureros practican el buceo con tiburones blancos en alta mar.

3. Kenia

Kenia

Uno de los mejores lugares del mundo para ver de cerca la vida salvaje, para muchos, Kenia es el hogar del safari. Su interminable sabana y sus áridos desiertos rebosan de vida, con leones, elefantes y búfalos vagando junto a manadas de antílopes, bandadas de flamencos y algún que otro rinoceronte negro.

Sus dramáticos paisajes son también el hogar de algunos de los pueblos y culturas más famosos del continente, como los maasai, los kikuyu y los swahili, cada uno de ellos con sus propias y ricas lenguas y tradiciones. En marcado contraste con sus ancestrales formas de vida, en Kenia también se encuentra una de las ciudades más animadas del continente: su próspera y bulliciosa capital, Nairobi.

Junto a sus llanuras abiertas hay lagos de agua dulce y bosques, y el Gran Valle del Rift lo atraviesa de norte a sur. Todo ello, unido a la hermosa costa del océano Índico, convierte a Kenia en uno de los mejores países para visitar, no sólo en África Oriental, sino en todo el continente.

4. Seychelles

Seychelles

Situadas a unos 1.500 kilómetros al este de África continental, las Seychelles son el país más pequeño y menos poblado del continente. Formado por 115 islas, la gran mayoría de ellas deshabitadas, el archipiélago es increíblemente bello y está rodeado por las resplandecientes aguas del océano Índico.

Si bien las islas paradisíacas están bordeadas de hermosas playas, su interior es bastante montañoso y está recubierto de una exuberante selva tropical. Debido a su remota ubicación, albergan todo tipo de fauna y flora únicas, y la mayoría de ellas son ahora reservas naturales. En alta mar, los coloridos arrecifes de coral y la abundante vida marina hacen de las Seychelles un lugar inolvidable para practicar el submarinismo o el snorkel.

En Mahe, la mayor de las islas, se encuentran muchos complejos turísticos de lujo, bares y restaurantes, así como la capital del país, Victoria. Desde aquí se puede hacer fácilmente una excursión en barco a algunas de las islas y playas más recónditas que se encuentran en las cercanías.

5. Mauricio

Mauricio

Aunque es cierto que hay que acostumbrarse a Mauricio, los visitantes siempre se quedan asombrados por las increíbles playas, montañas y cascadas que ofrece. Situada a más de 1.000 kilómetros al este de Madagascar, su remota ubicación hace que albergue algunas de las plantas y animales más raros del mundo.

Por ello, caminar por su interior montañoso es un auténtico placer, ya que bandadas de pájaros de vivos colores se arremolinan sobre el dosel de la selva tropical. Escondidos entre el denso follaje, se encontrarán con barrancos escarpados, desfiladeros y cascadas centelleantes. En definitiva, los paisajes volcánicos constituyen una de las escenas más perfectas que se puedan imaginar.

Junto a las tentadoras aguas del océano Índico hay idílicas playas de arena blanca en las que descansar, y se puede practicar un fantástico buceo y submarinismo en alta mar. Debido a la diversidad de su población y a su patrimonio cultural único, Mauricio es también famoso por su deliciosa y variada cocina. Puede probar algunos de sus brillantes platos de inspiración francesa, china o del este de África en cualquiera de los tranquilos pueblos pesqueros que salpican sus costas.

6. Tanzania

Tanzania

Con tanto que ver y hacer en Tanzania, puede ser difícil saber por dónde empezar. Sólo en el norte del país se encuentran el maravilloso cráter del Ngorongoro y el mundialmente famoso Serengeti, ambos de visita obligada si quiere ir de safari y ver a los Cinco Grandes. Aquí también se encuentra la cima nevada del Kilimanjaro, el pico más alto de África.

De hecho, esta maravillosa parte de África Oriental está dotada de una miríada de paisajes diferentes, cada uno más llamativo que el anterior. Su costa del océano Índico, por ejemplo, está bordeada de magníficas playas y de la ciudad más grande y vibrante del país, Dar Es Salaam. A poca distancia de la costa, también se encuentra el impresionante archipiélago de Zanzíbar, que cuenta con numerosas playas gloriosas y es un popular destino turístico por derecho propio.

Tanzania, uno de los países con mayor diversidad lingüística y cultural de África, alberga también algunos yacimientos arqueológicos muy importantes e impresionantes que se remontan a milenios atrás. Con tres de los grandes lagos de África situados en parte en su territorio, Tanzania tiene algo que ofrecer a todo el mundo, tanto si le gusta la historia y la naturaleza como la cultura y la vida salvaje.

7. Marruecos

Marruecos

Un lugar mágico para visitar, Marruecos alberga una fascinante variedad de hermosas ciudades antiguas, medinas y zocos. Se encuentran a lo largo de las pintorescas costas atlántica y mediterránea del país o escondidas entre las dunas saharianas y las montañas del Alto Atlas.

El país más noroccidental del continente ha atraído durante mucho tiempo a diferentes pueblos y culturas a sus costas, y su rico patrimonio se nutre hoy de influencias africanas, árabes, bereberes y occidentales. Esta asombrosa diversidad se manifiesta allá donde vaya, siendo Essaouira, Fez y Marrakech algunos de sus destinos turísticos más populares.

Además de explorar la animada Djemaa El Fna y la hermosa ciudad montañosa de Chefchaouen, los visitantes pueden descansar en una de las encantadoras playas del país o adentrarse en el Sahara. Con tantas facetas diferentes, Marruecos es sin duda uno de los países más espectaculares para visitar en África.

8. Uganda

Uganda

No sólo alberga la cadena montañosa más alta del continente y el nacimiento del Nilo, sino que Uganda, sin salida al mar, también bordea el mayor lago de África. Aunque su industria e infraestructuras turísticas están bastante poco desarrolladas en comparación con las de sus vecinos Kenia y Tanzania, esto hace que sus espectaculares paisajes sean aún más emocionantes de explorar.

Durante mucho tiempo ignorada por los visitantes del continente debido a su tumultuoso y trágico pasado, Uganda está recuperando poco a poco su título de “Perla de África”. Esto se debe en gran parte a que es uno de los tres únicos países del mundo donde se pueden ver gorilas de montaña en estado salvaje. Ver de cerca a estas majestuosas criaturas en los bosques nublados de las montañas Rwenzori es una experiencia increíble, y es algo que no se puede dejar de hacer en Uganda.

Además de hacer senderismo por la densa maleza, también se puede hacer rafting por el Nilo o ir de safari para avistar a los Cinco Grandes. Con tantos paisajes impresionantes y tanta fauna y flora para avistar, merece la pena ir a Uganda ahora, antes de que se vuelva aún más popular.

9. Namibia

Nafta

Enclavada en el suroeste del continente, Namibia es uno de los países menos poblados de África. Esto se debe a que gran parte del país está formado por paisajes áridos y desolados y por el implacable desierto de Namib. Antigua colonia alemana, no se independizó de Sudáfrica hasta 1990, por lo que en su capital, Windhoek, aún se puede ver parte de la arquitectura de la época colonial.

La mayoría de la gente, sin embargo, lo visita por sus brillantes parques nacionales, que albergan paisajes de impresionante belleza y una increíble fauna. En el Parque Nacional de Etosha, por ejemplo, se pueden ver leones, elefantes y rinocerontes negros vagando por el Kalahari. Otro destino popular entre los turistas es la Costa de los Esqueletos, que cuenta con un montón de espeluznantes pero extrañamente pintorescos naufragios salpicados a lo largo de su peligrosa costa del Océano Atlántico.

Aunque a menudo se pasa por alto en favor de Kenia, Tanzania y Sudáfrica, Namibia y sus increíbles parques nacionales son joyas ocultas que esperan ser descubiertas.

10. Túnez

Túnez

Túnez, un destino turístico muy popular, se encuentra entre Argelia y Libia, en la costa mediterránea del norte de África. Gracias a su fabuloso clima cálido, sus atractivas playas y su desarrollada industria turística, muchos europeos acuden a este país para descansar en sus arenas doradas y bañarse en el mar.

Túnez es mucho más que sol, mar y arena: el país también está plagado de impresionantes yacimientos arqueológicos que datan de hace milenios. Esto se debe a que, a lo largo de su historia, ha sido gobernado por todos, desde los cartagineses, los romanos y los otomanos hasta los árabes y, posteriormente, los franceses. De entre sus numerosos lugares de interés histórico, el impresionante anfiteatro romano de El Jem y los restos y ruinas de Cartago son lo más destacado, sin duda.

Además, tiene la cordillera del Atlas para explorar, así como las animadas ciudades costeras de Sfax, Susa y Túnez, su vibrante capital. Por si todo esto fuera poco, las interminables arenas del Sáhara le atraen con sus seductoras dunas, viviendas trogloditas y recónditos oasis desérticos.