Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo

Desde la mula Muffin hasta Iggle Piggle, a la televisión infantil británica nunca le han faltado marionetas. Ya sean simpáticos (Bagpuss), terroríficos (Zelda de Terrahawks) o confusos (George de Rainbow), cada uno de ellos ha contribuido a la historia cultural de nuestro país, aunque el verdadero talento permanezca oculto encima, debajo o dentro de ellos. Cuando los grupos de personas de veintipocos años se quedan sin conversación, la charla gira invariablemente hacia la televisión infantil:

«¿Te acuerdas del pato Ed?» / «¡Sí!» / «¡Yo también!»

Me gusta imaginar que, en otros países, los jóvenes se sientan en los cafés a discutir sobre arte y socialismo; sin embargo, sospecho que incluso ellos pueden recurrir a veces a recordar la tele infantil. ¿Pero de qué hablarán, dado que han crecido con sus propios programas de televisión y probablemente ni siquiera saben quién es Basil Brush? A continuación, repasamos algunas de las estrellas de los programas infantiles de todo el mundo…

Finchen | Alemania

Cuando comenzó Sesamstraße en 1973, era simplemente Barrio Sésamo con doblaje en alemán. Con el tiempo, sin embargo, se construyó una calle completamente nueva y personajes como Oskar der Griesgram fueron sustituidos por alternativas nativas. Entre las nuevas marionetas alemanas está Finchen, el caracol que cambia de sexo.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 1

Cambio de actor supone cambio de sexo

En telenovelas como Neighbours, cuando un nuevo actor toma el relevo en un papel, los productores intentan al menos contratar a alguien del mismo sexo (aunque sea diferente en todos los demás aspectos; estoy pensando en ti, Lucy Robinson). Sin embargo, en Sesamstraße, el actor masculino de Finchen fue sustituido por una mujer y el personaje es ahora femenino en la serie.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 2

No importa la exactitud biológica

Es posible que los productores de Sesamstraße pensaran que era razonable que un caracol (que es, después de todo, hermafrodita) cambiara de género. Sin embargo, los caracoles no funcionan así: son machos y hembras en lugar de poder cambiar de sexo. Además, Finchen sale a menudo de su caparazón para dirigirse al público, por lo que parece que la exactitud biológica no es la principal prioridad del programa.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 3

Kishkashta | Israel

A finales de los setenta, Israel sólo tenía un canal de televisión. Transmitía en blanco y negro y sólo estaba en antena unas pocas horas al día, 30 minutos de las cuales estaban dedicadas a un cactus parlante llamado Kishkashta. El cactus se utiliza a veces en Israel como símbolo de los judíos nacidos en el país. En el programa de televisión Ma Pit’om, la marioneta de cactus Kishkashta se hace preguntas profundas y canta canciones en hebreo. Todo parece muy divertido.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 4

Kure Kure Takora | Japón

Kure Kure Takora – traducido aproximadamente como Gimme Gimme Octopus – fue la estrella de su propio programa en la televisión japonesa a principios de los años 70. El personaje tenía una gran cabeza roja, dos piernas, dos brazos propiamente dichos y otros cuatro inútiles que colgaban de su cuerpo.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 5

Kure Kure Takora, súper violento

Junto con sus amigos -un cacahuete gordo, una morsa rosa y la pandilla de los pepinos de mar- Kure Kure Takora se pasó 260 episodios haciendo travesuras. Además de ser compulsivamente codicioso, el gran pulpo rojo se volvía a veces violento. Uno de los episodios nunca se emitió, debido a los desmanes del personaje y a la aparente insensibilidad de la serie hacia los enfermos mentales. Kure Kure Takora puede ser ocasionalmente violento y abusivo pero, comparado con otras criaturas con tentáculos de la ficción japonesa, se comporta realmente bien.

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 6

Kaj y Andrea | Dinamarca

Aunque las dos especies no suelen hacerse amigas en la naturaleza, los daneses Kaj y Andrea demuestran que un loro y una rana pueden llevarse muy bien. El popular dúo lleva en la televisión desde los años setenta y sigue entreteniendo a los niños, una carrera impresionante si se tiene en cuenta que Kaj no es ni mucho menos la rana verde más famosa (o con más talento) que trabaja en la televisión. El compositor de la música de Kaj y Andrea (muy por encima de la media) fue Povl Kjøller, que también copresentaba el programa. A finales de los años 90, su carrera tomó un nuevo rumbo: los niños que habían crecido viendo a Kaj y Andrea se habían convertido en hipsters irónicos, así que Povl empezó a interpretarles sus canciones en festivales de música. Es un poco como si Glastonbury invitara a Rod, Jane y Freddy a tocar en uno de los escenarios, y todo el mundo fingiera que es lo más grande que ha visto nunca (lo cual, pensándolo bien, no parece tan improbable).

Marionetas de televisión para niños inusuales de todo el mundo 7

Ir arriba