12 Las mejores atracciones turísticas en Auckland

Enclavada entre dos hermosos puertos naturales en un estrecho istmo, Auckland, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, se encuentra en uno de los lugares más impresionantes que se puedan imaginar. Bordeada por el mar de Tasmania por un lado y el océano Pacífico por el otro, la ciudad cuenta con un montón de fantásticas playas, un paisaje pintoresco y altísimos picos volcánicos en las cercanías.

Ampliamente considerada como uno de los mejores lugares para vivir en el mundo, Auckland tiene un encantador ambiente relajado y es conocida como la «Ciudad de las Velas»debido a la multitud de yates que salpican sus aguas.

Con una composición muy multicultural, es la ciudad más poblada del país y alberga a casi un tercio de la población neozelandesa. Con muchos museos, actividades al aire libre y atracciones turísticas históricas en Auckland, es un lugar fabuloso para pasar un tiempo. Sin embargo, el principal atractivo de Auckland será siempre la magnífica naturaleza que la rodea. A un corto trayecto en coche o en barco, encontrará de todo, desde bosques tropicales y aguas termales hasta bodegas e islas escarpadas.

1. Torre del Cielo

Rascacielos

Dominando el horizonte de Auckland, la Sky Tower se extiende hacia el cielo y alcanza una altura de 328 metros. Construida entre 1994 y 1997, la torre de telecomunicaciones forma parte del complejo de casinos de la ciudad. Su diseño único la convierte en uno de los monumentos más emblemáticos de toda Auckland.

Sus niveles superiores son accesibles al público. Entre las nubes, encontrará dos restaurantes y una cafetería, así como tres niveles de observación, donde podrá disfrutar de algunas de las vistas más espectaculares que pueda imaginar.

Sorprendentemente, uno de los restaurantes gira, por lo que, mientras almuerza, podrá disfrutar de vistas de 360 grados de Auckland, los puertos naturales y las islas de abajo. Por si todo esto no fuera suficiente, los temerarios pueden apuntarse a un «SkyJump»que les hace caer en picado 192 metros hacia el suelo desde la plataforma de observación. Mientras se lanzan por el aire, pueden alcanzar velocidades de hasta 85 km/h.

2. Monte Edén

Mount Eden

Con sus 196 metros de altura, el Monte Eden ofrece una de las mejores vistas de Auckland. Desde su cima se puede ver tanto el golfo de Hauraki como el puerto de Manukau a ambos lados. Este monte, uno de los muchos picos volcánicos de la ciudad, fue utilizado en su día por los maoríes como fortaleza, y su cráter simétrico sigue considerándose sagrado en la actualidad.

Aunque no se permite a los visitantes entrar en el cráter, el resto del Monte Edén cuenta con un montón de deliciosos caminos y senderos por los que pasear, con fabulosos panoramas allá donde vayas.

3. Museo Memorial de Guerra de Auckland

Guerra De Auckland Museo De La Memoria

Ubicado en uno de los edificios más emblemáticos de Auckland, un hermoso templo neoclásico, la enorme colección del museo y sus extensas galerías ofrecen una cautivadora mirada al pasado de Nueva Zelanda.

Inaugurado en 1929, se centra principalmente en la historia natural y las campañas militares de la nación. Aunque sus numerosos especímenes, artefactos históricos y obras de arte son maravillosos, las exposiciones del museo sobre la cultura y las costumbres maoríes y de las islas del Pacífico son los principales atractivos.

Además de la enorme canoa de guerra que se extiende a lo largo de la galería, también hay una casa de reuniones tallada en la que se puede entrar, así como muchas obras de arte, artefactos y fotos increíbles en exposición. Es uno de los museos más importantes del país, y es aquí, frente al cenotafio del Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland, donde muchos aucklandeses acuden cada año para conmemorar el Día de Anzac.

4. Isla de Waiheke

Isla Waiheke

A pesar de tener una población de poco menos de 10.000 habitantes, Waiheke es en realidad la tercera isla más poblada del país después de las Islas del Norte y del Sur. Destino muy popular entre los lugareños y los turistas, la isla cuenta con una gran cantidad de impresionantes playas de arena blanca entre las que elegir, así como un montón de paisajes espectaculares y estimulantes actividades al aire libre. Entre ellas se encuentran el kayak en sus aguas esmeralda, la tirolina en el aire y la exploración de los numerosos senderos y caminos panorámicos de la isla.

Gracias a sus fértiles tierras y a su cálido microclima, Waiheke es perfecta para el cultivo de la vid, por lo que es famosa por sus numerosas y excelentes bodegas. Además, la isla cuenta con fantásticas boutiques, restaurantes y galerías de arte que podrá visitar si se cansa de descansar en sus espectaculares playas.

5. Galería de Arte de Auckland

Auckland Galería De Arte

Ubicada en un bello y antiguo edificio renacentista francés de 1887 que exhibe algunas fantásticas ampliaciones modernas, la Galería de Arte de Auckland alberga la colección de arte más extensa del país. Con artistas locales e internacionales, cuenta con unas 15.000 obras de arte expuestas, con joyas, muebles y cerámicas junto a pinturas, esculturas y grabados.

Con obras de artistas de renombre mundial como Dalí, Gauguin, Picasso y Matisse, es un placer explorar la colección, con algunas piezas de artistas locales maoríes y de las islas del Pacífico especialmente llamativas.

Además de atraer a los aficionados al arte, la Galería de Arte de Auckland también merece una visita si le gusta la historia; varias de sus pinturas más impresionantes representan el momento en que los exploradores maoríes y europeos se encontraron por primera vez en el siglo XVII.

6. Zoológico de Auckland

Auckland Zoo

Situado a poca distancia del centro de la ciudad, el zoológico de Auckland es una divertida excursión para toda la familia. Inaugurado en 1922, sus amplios terrenos albergan más de 1.400 animales, aves y reptiles, tanto grandes como pequeños. Algunos de sus residentes más populares son los leones, los elefantes y los rinocerontes.

Aunque no parezcan típicos de Nueva Zelanda, también hay seis zonas ecológicas locales que podrá explorar. En las partes costeras, insulares y nocturnas del zoo se pueden ver desde focas y pingüinos hasta kiwis y lagartos.

El zoo de Auckland, que es un importante instituto educativo y de investigación, también ofrece interesantes charlas, presentaciones y sesiones de alimentación a lo largo del día.

7. Piha

Piha

Una de las playas más populares y conocidas de la región, Piha se encuentra directamente al oeste de Auckland, justo después de la cordillera de Waitakere. Respaldada por las verdes colinas que descienden hasta sus dos hermosas playas, la escarpada costa de este pequeño asentamiento es ciertamente una vista espectacular, siendo la imponente Lion Rock una de sus características más impresionantes.

Debido a las fuertes corrientes y olas que azotan la costa, es un lugar brillante para practicar el surf, pero las grandes olas pueden ser bastante peligrosas a veces. Con las pintorescas cataratas de Kitekite en las cercanías y una serie de deliciosas excursiones que se pueden hacer en las cordilleras de los alrededores, no es de extrañar que Piha sea tan popular entre los habitantes de Auckland y los turistas.

8. One Tree Hill

One Tree Hill

Aunque ahora resulte difícil de creer, el pico volcánico de One Tree Hill fue en su día la mayor y más importante fortaleza maorí en el siglo XVIII.

Abandonada tras la muerte de un influyente líder, su cima de 182 metros de altura luce ahora un obelisco con la estatua de un guerrero maorí delante, y es un monumento para todos los neozelandeses.

Desde la cima del pequeño monte, se puede disfrutar de una fantástica vista de Auckland; los dos puertos naturales se pueden ver brillando ante ti. Conocido como Maungakiekie en maorí, One Tree Hill es un lugar encantador al que dirigirse si se quiere escapar de las ajetreadas calles de la ciudad, y está situado en el bonito Cornwall Park.

El parque, que lleva el nombre de una destacada figura pública neozelandesa, cuenta también con un parque infantil, el Observatorio Stardome y un centro de información en el que se puede aprender más sobre el aspecto que tendría el lugar en la época maorí.

9. Museo Marítimo de Nueva Zelanda

Nuevo Museo Marítimo Zelanda

Dado que la historia y la cultura de la nación están inextricablemente ligadas a los mares y océanos que la rodean, merece la pena visitar el Museo Marítimo de Auckland si se quiere conocer mejor el pasado del país. Empezando por los primeros exploradores polinesios, su vasta colección le llevará en un viaje relámpago a través de los tiempos.

También hay una serie de barcos reconstruidos de los siglos XIX y XX que podrá explorar. Con interesantes exposiciones sobre los barcos y la navegación maoríes, así como sobre el arte marítimo, el comercio y las actividades recreativas, este completo museo le permitirá conocer más a fondo el fascinante pasado de Nueva Zelanda.

10. Isla de Rangitoto

Isla Rangitoto

La isla volcánica de Rangitoto, la más joven y la más grande de los cerca de 50 volcanes que se encuentran en Auckland y sus alrededores, se formó hace sólo unos 600 años, cuando una erupción la empujó desde el fondo del mar. Significa «cielo sangriento»en maorí, y toda la isla es ahora una reserva paisajística.

Numerosos senderos serpentean entre sus campos de lava, bosques de pohutukawa y cuevas con tubos de lava. A sólo 25 minutos en ferry desde Auckland, la isla de Rangitoto es ideal para sumergirse en la naturaleza. Está conectada por una estrecha calzada con la isla de Motutapu si también quiere explorar su vecina.

11. Isla Tiritiri Matangi

Matangi Island Tiritiri

Situada en el Golfo de Hauraki, a un corto trayecto en ferry desde Auckland, la pequeña isla de Tiritiri Matangi es ahora una reserva natural que protege y conserva los hábitats naturales de muchos tipos de aves en peligro de extinción.

Antaño completamente deforestada, ahora está casi enteramente cubierta de un frondoso bosque tras un exitoso proyecto de conservación. Para proteger las aves y los ecosistemas, sólo se permite un cierto número de visitantes al día.

Además de los impresionantes paisajes, hay muchos caminos y senderos idílicos que podrá explorar. Por el camino, seguro que verá volar a un montón de pájaros de colores brillantes. Tiritiri Matangi, una popular excursión de un día desde tierra firme, cuenta también con un antiguo e histórico faro y un centro de visitantes que podrá visitar, así como la hermosa playa de Hobbs.

12. Acuario Kelly Tarlton’s Sea Life

Kelly Tarltons Acuario De Vida Marina

Este fabuloso acuario, inaugurado en 1985, lleva el nombre de Kelly Tarlton, arqueóloga marina y buceadora, que propuso por primera vez la apertura de una instalación para educar a los habitantes de Auckland sobre las numerosas maravillas submarinas que hay en el mar. Situado en el pintoresco Tamaki Drive, que serpentea a lo largo del paseo marítimo de la ciudad, el centro cuenta con miles de peces y especies marinas diferentes para que usted pueda comprobarlo.

Su largo túnel submarino es sólo uno de sus principales atractivos. El acuario alberga desde tiburones, rayas y pingüinos hasta bancos de peces de colores brillantes y sistemas enteros de arrecifes de coral. La visita al acuario es tan educativa como entretenida, y constituye un gran día para toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba