12 Mejores Cosas que Hacer en Kandy, Sri Lanka

Kandy, la capital cultural del país, está situada prácticamente en el centro de Sri Lanka y fue en su día el hogar de los antiguos reyes y reinas de la isla. Como no fue conquistada por los británicos hasta 1815, la ciudad sigue mostrando con orgullo su rica historia y patrimonio, con multitud de maravillosos palacios y templos repartidos por la ciudad. De ellos, el Templo de la Reliquia del Diente Sagrado es sin duda la atracción turística más impresionante y se cuenta entre los lugares budistas más sagrados de la Tierra.

Situada entre ondulantes colinas cubiertas de frondosos bosques, Kandy se centra en torno a un precioso lago del mismo nombre. Aunque el paisaje de Kandy y sus alrededores es espectacular, la ciudad en sí misma también es un buen espectáculo, ya que la hermosa arquitectura kandyana convive con los edificios de la época colonial.

Una vez al año, la ciudad acoge el magnífico festival Esala Perahera; es realmente una de las mejores cosas que hacer en Kandy, ya que su rica historia y cultura cobran vida ante sus ojos.

1. Templo del Diente

Templo Del Diente

Uno de los lugares más sagrados de toda Sri Lanka, el Templo del Diente alberga una de las reliquias más veneradas del budismo: un diente del propio Buda. El resplandeciente templo de techo dorado es un lugar apropiado para una reliquia tan importante. Aunque no se puede ver por sí mismo, el ataúd de oro ornamentado en el que está encerrado ya es una vista impresionante.

La atmósfera de reverencia hace que el templo sea un lugar especial para visitar, y los rituales se realizan aquí tres veces al día. Aunque se cree que el diente llegó a la isla en el siglo III, el precioso templo y el santuario se construyeron muchos siglos después. El Templo del Diente, que forma parte del Palacio Real, es el lugar más importante y popular de la ciudad, y no debe perderse de vista al explorar los numerosos encantos de Kandy.

2. Cementerio de la guarnición británica

Británico Cementerio Guarnición

Enclavado en las afueras de la Reserva Forestal de Udawattakele, con vistas al lago de Kandy, el cementerio de la guarnición británica sigue cuidándose con esmero. Sus cuidados terrenos están salpicados de tumbas, lápidas y pequeños obeliscos. Utilizado entre 1817 y 1873, aquí se enterró a los muertos británicos, muchos de los cuales, hombres, mujeres y niños, sucumbieron al cólera o a la malaria.

A pesar de su ambiente más bien sombrío, el cementerio está situado en un lugar muy bonito y merece la pena pasarse por él para conocer el pasado colonial de la ciudad y del país.

3. Reserva forestal de Udawattakele

Reserva Forestal Udawattakele

Cubriendo la ladera que domina el Palacio Real de Kandy y el Templo de la Sagrada Reliquia del Diente, es en Udawattakele donde los reyes y reinas de antaño solían pasear y sumergirse en la naturaleza. Convertido en reserva forestal, el parque alberga una gran cantidad de fauna y flora maravillosas, con una serie de preciosos caminos y senderos que serpentean a través de la densa maleza.

Además de los pájaros de vivos colores que acuden a la cita, de vez en cuando se pueden ver pangolines, macacos y civetas escondidos entre el follaje. Popular entre los lugareños y los turistas por igual, la encantadora naturaleza y el impresionante paisaje que muestra la Reserva Forestal de Udawattakele la convierten en un lugar maravilloso para visitar.

4. Museo Budista Mundial

Mundo De Los Museos Budista

Situado en el complejo del Templo de la Reliquia del Diente Sagrado, este fantástico museo documenta la expansión y la historia del budismo en todo el mundo. Situado en el antiguo edificio del Tribunal Supremo de la ciudad, que data de la época victoriana, su amplia colección cuenta con un montón de fotos y exposiciones interesantes, así como maquetas, estatuas y pinturas.

En ellas se cuenta la historia de Buda, así como los diferentes sistemas de creencias y formas de culto en países tan variados como la India, Japón y Afganistán. Merece la pena visitar el Museo Budista Mundial y sus interesantes e informativas exposiciones, que le ayudarán a comprender y apreciar mejor el increíble templo al que está vinculado.

5. Sri Maha Bodhi Viharaya

Sri Maha Bodhi Viharaya

El templo Sri Maha Bodhi Viharaya, que alberga una de las estatuas de Buda más grandes y hermosas de Sri Lanka, es una de las atracciones turísticas más populares de Kandy. Situado entre las colinas boscosas que se encuentran justo al oeste del centro de la ciudad, el entorno paisajístico del templo lo convierte en el lugar perfecto para ir si se quiere escapar del ajetreo de Kandy durante un rato.

Con más de 26 metros de altura, la deslumbrante estatua blanca representa a Buda en una postura de meditación y es la estrella indiscutible del espectáculo. La estatua de Buda de Bahiravokanda Vihara, uno de los monumentos más fotografiados de Kandy, se encuentra en lo alto de un largo tramo de escaleras y puede verse asomando la cabeza por encima de las copas de los árboles circundantes desde muchos puntos de la ciudad.

6. Nuevo jardín de especias Ranweli

Nuevo Jardín De Especias Ranweli

Sri Lanka es famosa por sus especias, por lo que merece la pena ir al Jardín de Especias de New Ranweli para oler, saborear y aprender todo sobre las increíbles plantas que han tenido un impacto tan profundo en la historia de la isla. Situado en un lugar muy tranquilo y agradable en las afueras de Kandy, es un jardín por el que se puede pasear, con el olor de varias especias flotando en el aire.

Además de aprender cómo se cultivan el cacao, los granos de pimienta y la vainilla, podrá probar estas sabrosas especias o comprar algunas en la tienda para llevárselas a casa.

7. Museo del Té de Ceilán

Ceilán Museo Del Té

El Museo del Té de Ceilán, otro de los productos más importantes del país, le llevará a un fascinante viaje por la historia del té de Sri Lanka. Ubicado en la Fábrica de Té Hanthana, construida en 1925, el museo cuenta con numerosas e interesantes exposiciones sobre el cultivo de las plantas de té, la maquinaria y los utensilios utilizados para su recolección y los famosos pioneros del té.

Después de aprender todo lo que hay que saber sobre el proceso y la historia que hay detrás, puedes probar tú mismo algunas de las infusiones del país en su pequeño y encantador salón de té.

8. Iglesia de San Pablo

St Pauls Iglesia

Construida por los británicos entre 1843 y 1852, la iglesia de San Pablo fue utilizada en su día por las tropas coloniales acuarteladas en sus proximidades. Su torre almenada de color rojo óxido se eleva dramáticamente hacia el cielo, imponente e inexpugnable al mismo tiempo. Parece más una parte de un castillo que una iglesia.

Aunque su interior es bastante austero, hay algunas escenas encantadoras de la Biblia en las paredes, así como algunas bellas vidrieras. De estilo neogótico, la Iglesia de la Guarnición, como se la suele apodar, es uno de los vestigios más reconocibles de la dominación colonial británica en la ciudad y está situada en pleno centro.

9. Festival de Perahera

Perahera Festival De

El Festival del Diente (como también se conoce a Esala Perahera) es un acontecimiento fenomenal que se celebra cada julio o agosto y es una visita obligada si se está en la ciudad. A lo largo de unas dos semanas, se celebran toda una serie de procesiones y desfiles. En ellas se rinde homenaje a la Reliquia del Diente Sagrado por la que la ciudad es tan conocida.

Con un montón de asombrosas danzas culturales y espectáculos de fuego, así como desfiles de elefantes vestidos con ropas religiosas, el Festival Perahera promete ser diferente a todo lo que haya visto antes.

10. Palacio Real de Kandy

Palacio Real De Kandy

En la actualidad alberga el brillante Museo Nacional de Kandy, el Palacio Real es el lugar donde residían los monarcas cingaleses de tiempos pasados hasta que los británicos conquistaron el reino en 1815. El complejo palaciego, que data de 1634, presenta una magnífica arquitectura kandiana, con muchos pabellones, salas y templos impresionantes repartidos por sus terrenos.

Además de los increíbles edificios, hay un montón de fantásticos artefactos y exposiciones que datan tanto de la época kandiana como de la colonial. Situado entre la Reserva Forestal de Udawattakele y el Lago Kandy, con el Templo de la Sagrada Reliquia del Diente justo al lado, el Palacio Real de Kandy es uno de los mejores lugares para aprender más sobre la cautivadora cultura, historia y patrimonio del país.

11. Templo Lankatilaka

Templo Lankatilaka

Situado a sólo media hora en coche al suroeste de la ciudad, el templo de Lankatilaka alberga una arquitectura y unas obras de arte cingalesas absolutamente brillantes y merece la pena visitarlo si se tiene la oportunidad. Construido sobre una roca natural en algún momento del siglo XIV, los relucientes muros blancos del templo están bellamente embellecidos y adornados con estatuas y bajorrelieves.

El interior es igual de cautivador, con pinturas y esculturas de la época Kandyan que cubren las paredes y el techo. El espléndido templo de Lankatilaka, de tres pisos, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la época de Gampola.

12. 6. Lago Kandy

Lago Kandy

Situado en el corazón de la ciudad, el lago Kandy es de origen humano y fue creado en 1807 por su entonces gobernante Sri Wickrama Rajasinghe. Rodeado de árboles y con el Templo de la Sagrada Reliquia del Diente en sus orillas, el lago ofrece una imagen muy bonita y es un lugar ideal para pasear.

Numerosos mitos y leyendas giran en torno al lago, y se dice que la pequeña isla de su centro está conectada al Palacio Real por medio de un túnel submarino. Según la historia, el rey y su harén lo utilizaban cuando iban a bañarse al lago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba