9 Provincias más bonitas de Sri Lanka

Situada al sur de la India, en el océano Índico, Sri Lanka cuenta con una impresionante variedad de paisajes. Las montañas y colinas de sus tierras altas contrastan con las hermosas playas que bordean su costa, con cascadas brillantes, lagunas resplandecientes y ríos caudalosos. Atormentada durante décadas por la guerra civil, Sri Lanka es ahora un destino turístico cada vez más popular, y con razón; una gran cantidad de impresionantes monumentos históricos, hitos culturales y sitios arqueológicos están salpicados aquí y allá entre sus paisajes escénicos. El país cuenta con más de 2.500 años de historia, y esto es lo que hace que explorar ciudades como Anuradhapura, Galle y Kandy sea tan fascinante.

1. Provincia Central

Provincia Central Situada justo en el corazón del país, la Provincia Central es mayoritariamente montañosa, con colinas, bosques tropicales y zonas húmedas entre las colinas. Debido a su topografía y a sus maravillosos paisajes, las Tierras Altas Centrales son un lugar ideal para practicar el senderismo. La cordillera de Knuckles y el Parque Nacional de Horton Plains son destinos especialmente populares, mientras que las brillantes cataratas de Devon también merecen ser visitadas. La cultura también está presente, y la ciudad de Kandy está repleta de increíbles hitos históricos y culturales, con el Templo del Diente y el Palacio Real entre sus lugares más impresionantes. Nuwara Eliya es conocida como la «Pequeña Inglaterra»por su arquitectura victoriana y su entorno paisajístico en medio de interminables plantaciones de té. Además de sus fabulosos paisajes naturales y su rico patrimonio cultural, la provincia central está llena de historia. El centenario templo de la cueva de Dambulla y la antigua ciudad de Sigirya son fascinantes de explorar, y esta última cuenta con una impresionante fortaleza y palacio de piedra roja.

2. Provincia del Norte

La provincia del Norte de Sri Lanka, asolada durante tanto tiempo por la guerra, aún muestra las cicatrices. Edificios acribillados y bombardeados salpican sus ciudades, mientras que las minas terrestres siguen ocultas en sus desarmantemente bellas y pacíficas selvas. Debido a las numerosas y magníficas playas, lagunas centelleantes y bosques tropicales, por no hablar de sus templos, fortalezas y rico patrimonio cultural, la Provincia del Norte, dominada por los tamiles, se está abriendo lentamente a los turistas. Ahora que vuelve a ser segura, hay una gran cantidad de lugares de interés que merece la pena visitar. Aunque muchos acuden a sus impresionantes paisajes, tanto Jaffna -la principal ciudad de la región- como Mannar, situada cerca del Puente de Adán, merecen una visita; ambas albergan muchos lugares históricos interesantes y muestran con orgullo la rica cultura y costumbres tamiles. Además, las hermosas islas de Velanai y Neduntheevu son encantadoras para explorar, con muchas playas idílicas.

3. Provincia Central del Norte

Norte Central Provincia Sede de dos de los reinos más antiguos de Sri Lanka, la Provincia Central del Norte cuenta con más de 2.500 años de historia, y no en vano se la conoce como el triángulo cultural. Anuradhapura y Polonnaruwa son dos lugares increíbles para visitar. Las dos ciudades están repletas de impresionantes yacimientos arqueológicos, con asombrosas ruinas de palacios y templos por doquier. Entre los muchos lugares de interés que hay que visitar están el Templo del Árbol Bodhi en Anuradhapura y la estatua del rey Parakramabahu I en Polonnaruwa. Aunque la riqueza de los monumentos históricos domina con razón los itinerarios de la mayoría de los visitantes, la provincia también cuenta con una naturaleza y una fauna encantadoras. Los Parques Nacionales de Kaudulla y Minneriya son el hogar de los majestuosos elefantes de Sri Lanka, que deambulan alegremente entre el espectacular paisaje. Ver a estos magníficos animales en su hábitat natural es una experiencia inolvidable.

4. Provincia Oriental

Provincia Oriental Esta hermosa parte del país, que abarca casi toda la costa oriental de Sri Lanka, alberga algunas de las mejores playas del país, siendo las de Nilaveli, Passikudah y Uppuveli las más populares. Gracias a su largo y pintoresco litoral, la Provincia Oriental es un lugar ideal para los amantes de los deportes acuáticos; la bahía de Arugam es famosa por su gran cantidad de lugares para practicar el surf. Como la zona circundante está llena de pantanos y bosques que albergan una impresionante variedad de fauna y flora, Arugam Bay también es una base ideal si se quiere explorar el sur de la región, ya que el Parque Nacional de Kumana también está cerca. Más al norte se encuentran las ciudades de Batticaloa y Trincomalee, ambas situadas en un entorno absolutamente precioso junto al océano. Llenas de monumentos históricos, como el Fuerte Batticaloa y el Fuerte Frederick, ambas merecen una visita por sus hermosas playas y su rico patrimonio cultural. Si le apetece ver la abundante vida marina, también puede practicar snorkel o avistar ballenas en alta mar.

5. Provincia del Noroeste

Provincia Noroeste Al borde del Golfo de Mannar, la Provincia del Noroeste tiene de todo. Se pueden encontrar gloriosas playas doradas junto a lugares históricos de la época colonial y asombrosos yacimientos arqueológicos que muestran una gran variedad de impresionantes ruinas. Es una zona maravillosa para explorar; los amantes de la historia, en particular, se deleitarán con los antiguos templos rupestres de Kurunegala y Wayamba, que exhiben exquisitos frescos y esculturas centenarias. Dado que la provincia albergó en su día cuatro de los reinos medievales de Sri Lanka, los yacimientos arqueológicos de Dambadeniya, Kurunegala, Panduwasnuwara y Yapahuwa son también fascinantes de explorar; albergan increíbles ruinas de ciudadelas, palacios y templos, entre otros. Aunque también merece la pena visitar el Fuerte Holandés de Kalpitiya, la otra gran atracción de la Provincia del Noroeste es su divina costa, plagada de hermosas playas y encantadores pueblos de pescadores; las de Marawila, Talwila y Waikkal están entre las mejores.

6. Sabaragamuwa

Sabaragamuwa Conocida por las brillantes gemas que salen de sus tierras, Sabaragamuwa, en el suroeste de Sri Lanka, suele pasar desapercibida para los visitantes del país; esto la hace perfecta para quienes buscan sumergirse en la cultura y las tradiciones locales. Aunque no cuente con una hermosa costa ni con fascinantes monumentos históricos, Sabaragamuwa tiene más que suficiente para mantenerle entretenido. La Reserva Forestal de Sinharaja y el Parque Nacional de Udawalawe son dos magníficas zonas del país que podrá explorar, con una impresionante fauna y flora y unas impresionantes cascadas que descubrir. Ratnapura, que significa «Ciudad de las Gemas», es la capital de la región. Esta bulliciosa ciudad-mercado cuenta con algunos templos interesantes para visitar, mientras que mucha gente también acude a contemplar las seductoras gemas en cualquiera de sus salas de exposición. Además, es un buen punto de partida para practicar el senderismo, con el imponente Pico de Adán como destino principal.

7. Provincia del Sur

La Provincia del Sur, que abarca la costa sur de Sri Lanka, es famosa por sus maravillosas playas. Si bien cada una es más bella que la anterior, las de Hikkaduwa y Unawatuna son especialmente encantadoras. Las orillas doradas y el mar centelleante ofrecen un sinfín de deportes acuáticos, como la natación, el submarinismo y el surf. La histórica ciudad de Galle es igualmente encantadora. Pasee por sus fascinantes monumentos de la época colonial y piérdase en la historia. Matara y Tissamaharama son también lugares magníficos, con un paisaje delicioso. Además de su impresionante costa, la provincia cuenta con el Parque Nacional de Yala, el más visitado del país. Aquí encontrará una gran variedad de plantas, así como una gran cantidad de animales fascinantes, como elefantes, leopardos, monos y cocodrilos. Los amantes de la naturaleza no encontrarán mejor lugar en el país para satisfacer sus deseos de observar la vida salvaje.

8. Uva

Uva Enclavada en el sureste del país, Uva es principalmente montañosa. Las cordilleras de Haputale y Namunukula la atraviesan, y varios ríos y embalses salpican también su paisaje. Por ello, las tierras altas son una escapada encantadora si se quiere huir de la costa soleada de Sri Lanka. Entre todas las plantaciones de té que cubren las laderas de las montañas, se encuentran pintorescos pueblos como Badulla y Ella, ambos situados en entornos muy románticos. Debido a que una plétora de cascadas centelleantes se esconden entre el impresionante paisaje de la provincia, Uva es también un lugar popular para practicar el senderismo en las colinas y plantaciones. Los parques nacionales de Maduru Oya y Udawalawe cuentan con una increíble fauna y flora, y el primero de ellos es el hogar de las tribus veddas. Visitar las aldeas de los aborígenes ofrece una visión fascinante de su rica cultura y patrimonio.

9. Provincia Occidental

Provincia Occidental La provincia más poblada del país, la Provincia Occidental, alberga tanto Sri Jayawardenepura Kotte -la capital de Sri Lanka- como Colombo -el centro comercial y la mayor ciudad de la isla-. Aunque gran parte de su territorio está formado por zonas urbanas y ciudades satélite, la provincia cuenta con un magnífico litoral que podrá explorar. Las hermosas playas de Negombo, la fascinante red de canales y los monumentos de la época colonial la convierten en uno de los destinos turísticos más populares de la zona. Aunque la capital, Sri Jayawardenepura Kotte, no tiene muchos lugares de interés, merece la pena visitar Colombo por su multitud de templos y museos, además de por sus interesantes monumentos históricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba