15 mejores cosas que hacer en Galle, Sri Lanka

Situada a lo largo del suroeste de la pintoresca costa de Sri Lanka, la histórica ciudad de Galle es uno de los destinos turísticos más populares del país, y es fácil ver por qué. Repleta de fascinantes lugares de interés histórico y monumentos culturales que datan de la dominación portuguesa, holandesa y británica, la ciudad es un lugar fantástico para explorar, con muchas influencias culturales diferentes y atracciones turísticas históricas.

Gran parte de la vida de la ciudad gira en torno al antiguo Fuerte Holandés, situado en un lugar espectacular a la entrada del puerto de la ciudad. Aquí no sólo encontrará increíbles mezquitas, iglesias y edificios de la época colonial, sino también encantadores cafés y restaurantes, y siempre hay un ambiente animado en el lugar.

Otras cosas que hacer en Galle son explorar la naturaleza, con varias playas y reservas naturales de gran belleza en las cercanías. Galle, que ofrece la mezcla perfecta de historia, cultura y naturaleza, es sin duda el punto culminante de cualquier viaje a la provincia del Sur de Sri Lanka.

1. Murallas del Fuerte

Paredes De La Fortaleza

Construido en 1588 por los portugueses y posteriormente reforzado y fortalecido por los holandeses, el Fuerte de Galle y sus majestuosas murallas se erigieron para protegerlos a ellos y a sus intereses comerciales no sólo de otras potencias coloniales sino también de la población local.

Rodeado de agua por tres lados, el fuerte está situado en un lugar muy ventajoso y atractivo, y sus murallas están en muy buen estado teniendo en cuenta su antigüedad. Con puertas y baluartes, y un foso ya seco que separa el fuerte y la península de tierra firme, resulta fascinante recorrer las fortificaciones.

Además de los numerosos e importantes hitos históricos que se muestran, también se puede disfrutar de unas vistas impresionantes del océano y el puerto desde sus murallas. El fuerte de Galle, la mayor fortaleza que queda en el sur de Asia construida por los colonizadores europeos, es algo que no debe perderse cuando esté en la ciudad.

2. La Roca de la Bandera

Roca Bandera

La Roca de la Bandera, que se adentra en el océano, se encuentra en el extremo sur del Fuerte de Galle y fue en su día un imponente bastión portugués. Hoy en día, sus muros en ruinas y su prominente ubicación en la cima del acantilado lo convierten en un lugar popular para ver la puesta de sol. Las vistas son de una belleza impresionante cuando el sol se sumerge en el océano.

Dado que numerosos vendedores ambulantes aparecen a esta hora, también es un lugar ideal para comer algo y disfrutar de un ambiente relajado pero animado. Además, también merece la pena acercarse a esta zona a primera hora del día, ya que a menudo se puede ver a los buceadores locales lanzarse a las aguas.

3. Casco antiguo

Antigua Ciudad De Galle

El casco antiguo de Galle, que ocupa un espacio bastante reducido dentro de las robustas murallas del fuerte, es un lugar embriagador para explorar, con una gran cantidad de cosas increíbles para ver y hacer. Sus estrechas y bulliciosas calles le llevarán a conocer una gran variedad de estilos arquitectónicos, con monumentos y edificios de la época colonial portuguesa, holandesa y británica, junto con diseños y decoraciones tradicionales del sur de Asia.

Aunque lugares como la Iglesia Reformada Holandesa, la Torre del Reloj y el Faro del Fuerte se cuentan entre sus atracciones más populares, simplemente pasear y disfrutar de la vibrante sensación del lugar es una obligación. Con un montón de cafés, fantásticos restaurantes y bares de moda, el casco antiguo está en el centro de todo lo que ocurre en la ciudad.

4. Granja de tortugas marinas

Granja De Tortugas De Mar

Situada en las afueras de Galle, en Mahamodara, la Granja de Tortugas Marinas lleva mucho tiempo ayudando a proteger a estas encantadoras criaturas marinas, a preservar su hábitat natural y a promover su bienestar. Desde su apertura, este centro familiar ha incubado, cuidado y liberado a miles de tortugas marinas en su hábitat natural y ha educado a innumerables lugareños y turistas sobre sus hábitos de alimentación y anidación.

En la Granja de Tortugas Marinas, puede aprender todo sobre sus proyectos de conservación e incluso ofrecerse como voluntario si quiere pasar más tiempo cerca de estas increíbles criaturas.

5. Museo Marítimo Nacional

Museo Marítimo Nacional

Abierto al público en 1992, el Museo Marítimo Nacional es un gran lugar al que dirigirse si se quiere aprender más sobre el pasado marinero de Sri Lanka y Galle y su rico patrimonio marítimo. Ubicado en un antiguo y encantador almacén construido por los holandeses en 1671, el museo cuenta con una gran cantidad de fascinantes mapas, maquetas y artefactos marinos.

Además de examinar el comercio marítimo, las técnicas de pesca locales y los yacimientos arqueológicos marinos de la zona, también se expone un impresionante esqueleto de ballena, así como grandes dioramas de la fauna y la flora marinas de Sri Lanka.

6. Playa de Dalawella

Playa Dalawella

Mientras que todos los lugares de interés que hemos visto anteriormente se encuentran en el Fuerte de Galle, la playa de Dalawella está a un corto trayecto en autobús en las afueras de la ciudad. Esta playa, que bordea las cálidas y acogedoras aguas del océano Índico, es de lo más idílica, ya que sus magníficas arenas doradas están bordeadas por palmeras que ondean suavemente.

Mucho menos concurrida que la más popular playa de Unawatuna, Dalawella es ideal si lo que se busca es relajarse y descansar en un entorno impresionante. Mucha gente viene aquí para hacerse una foto en su ya famoso columpio de playa de Instagram.

Si quiere pasar más tiempo descansando en la playa de Dalawella, hay una serie de estupendos cafés, restaurantes y hoteles. Merece la pena quedarse para ver la puesta de sol, que es absolutamente espectacular.

7. Iglesia anglicana de Todos los Santos

Todos Los Santos De La Iglesia Anglicana

Otro de los muchos lugares de interés que se encuentran en el Fuerte de Galle es la Iglesia Anglicana de Todos los Santos. Construida en un magnífico estilo de renacimiento gótico, la iglesia se inauguró en 1871, y sus bellas características pintan un cuadro muy bonito. Sus arcos blancos, sus columnas y su torre central destacan de forma deliciosa sobre la roca kabuk y la argamasa de sus muros, y su interior está pintado del mismo blanco deslumbrante.

Aquí encontrarás unos bancos muy sólidos y unas fantásticas vidrieras. La temperatura fresca y el ambiente tranquilo hacen que sea el lugar perfecto para un poco de introspección tranquila, lejos del calor y el ruido de la ciudad.

8. Playa de Unawatuna

Playa Unawatuna

Una de las mejores y más populares playas de todo Sri Lanka, Unawatuna es el lugar perfecto para dirigirse si se quiere tomar el sol en medio de un estupendo paisaje. Si bien sus arenas doradas bordeadas de palmeras son un bello espectáculo, con las olas del océano golpeando suavemente sus orillas, Unawatuna es especialmente conocida por la gran cantidad de deportes acuáticos que ofrece.

Como hay un gran número de arrecifes de coral y naufragios en la costa, Unawatuna atrae a muchos buceadores y buceadores con esnórquel. En ciertas épocas del año, incluso se pueden ver tortugas que vienen a anidar a la playa. Además, cuenta con un montón de pequeños y relajados restaurantes, bares y hoteles entre los que elegir. Es un lugar fantástico para alojarse si quiere combinar unas vacaciones en la playa con la historia y la cultura que ofrece Galle.

9. Faro del Fuerte

Fort Faro

Situado justo en la punta del promontorio sobre el que se asienta el Fuerte de Galle, su precioso faro ha vigilado durante mucho tiempo las aguas circundantes y ha dado la bienvenida a los marineros a salvo en el puerto. Aunque el faro actual data de 1939, las versiones anteriores se han mantenido en el mismo lugar desde al menos 1848.

El elegante y esbelto faro está pintado en un blanco brillante y resplandece bajo el intenso sol de Sri Lanka. Con las palmeras ondeando a su alrededor y las brillantes aguas del puerto a sus espaldas, el Faro del Fuerte es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

10. Hospital Holandés

Hospital Holandés

El Hospital Holandés, como su nombre indica, es el lugar al que acudían los enfermos y heridos en la época colonial para recuperarse.

Situado a un tiro de piedra del puerto, el hospital de dos plantas presenta unas fantásticas verandas con columnas, escaleras de madera y deslumbrantes paredes blancas. Restaurado y reformado con esmero en los últimos años, su aspecto es tan bueno como el de su época de esplendor en el siglo XVII.

11. Mezquita de Meeran

Mezquita Meeran

Construida sólo en 1904, la mezquita Meeran exhibe una fabulosa mezcla de estilos arquitectónicos que vuelve a mostrar la asombrosa diversidad de culturas que han vivido y gobernado Galle a lo largo de los años.

Aunque su fachada barroca parece más bien la de una catedral, algunos increíbles detalles y decoraciones islámicos nos recuerdan que estamos ante una mezquita. Si se añaden varios elementos victorianos británicos, diseños de influencia holandesa y baldosas italianas con dibujos, se empieza a tener una idea de la historia y la arquitectura no sólo de la mezquita, sino también de Galle.

El elegante edificio encalado destaca ciertamente sobre su entorno. Es esta combinación inusual y única la que hace que merezca la pena visitar la Mezquita Meeran.

12. Reserva forestal de Sinharaja

Reserva Forestal De Sinharaja

La Reserva Forestal de Sinharaja, que cuenta con el mayor bosque tropical de tierras bajas del país, es un placer de explorar, con una naturaleza muy bonita y pintoresca. A través de la densa maleza se abren paso muchos senderos y caminos pintorescos por los que se puede pasear. Éstos le llevarán junto a cascadas brillantes y ríos caudalosos.

Con la ayuda de un guía experto, podrá avistar increíbles animales salvajes, como elefantes, leopardos y langures de cara púrpura, mientras sobrevuelan bandadas de pájaros de vivos colores. La Reserva Forestal de Sinharaja es el único parque que se puede explorar únicamente a pie, y merece la pena visitarlo si se dispone de tiempo, ya que se encuentra a un par de horas en coche de Galle.

13. Torre del Reloj

Torre Del Reloj

Situada justo dentro de los robustos muros de piedra del Fuerte de Galle, la Torre del Reloj es uno de los puntos de referencia más reconocibles de la ciudad y uno de los monumentos más fotografiados. Construida en 1883, fue erigida en memoria de Peter Daniel Anthonisz, un popular y conocido médico.

Hoy en día, todavía se puede leer una placa que conmemora la vida del médico y «su habilidad y benevolencia para aliviar el sufrimiento humano». Con una altura de 25 metros, la Torre del Reloj ofrece una hermosa vista con el puerto justo detrás y el fuerte a su alrededor.

14. Puerta Vieja

Antigua Puerta

Incrustada entre los muros de las fortificaciones de la ciudad, la Puerta Vieja ha dado la bienvenida a la gente al Fuerte de Galle durante siglos. Aunque no parezca tan impresionante, la entrada, su arquitectura y sus emblemas encapsulan a la perfección la variada historia y el patrimonio de Galle.

Mientras que el escudo de armas británico puede verse flanqueado por dos orgullosos leones sobre el exterior de la puerta, en el interior aparece una inscripción de 1669 de la Verenigde Oostindische Compagnie o Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

Puerto marítimo de gran importancia durante mucho tiempo, estas dos maravillosas tallas son sólo pequeños recordatorios de los distintos pueblos y potencias que trataron de controlar la ciudad y el comercio de especias a lo largo de los siglos.

15. Iglesia Reformada Holandesa

Iglesia Reformada Holandesa

Construida en 1755, la Iglesia Reformada Holandesa -o Groote Kerk, como también se la conoce- es uno de los edificios de la época colonial más impresionantes y destacados de la ciudad. Aunque su aspecto exterior es bastante austero, con sólo un par de adornos y decoraciones sobre su entrada, la iglesia de estilo dórico cuenta con un fabuloso interior; esto es lo que hace que merezca la pena visitarla.

Además de sus coloridas vidrieras que iluminan deliciosamente la nave, hay un órgano y un púlpito maravillosos para que los compruebes. Cabe destacar que el suelo está hecho de lápidas. Situada en el punto más alto de Galle Fort, la Iglesia Reformada Holandesa se encuentra a poca distancia de otras iglesias, mezquitas y templos interesantes.

Preguntas Frecuentes

¿Qué hacer en el casco antiguo de Galle?

El casco antiguo de Galle y sus fortificaciones El fuerte es hoy Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, lo que ha permitido que el gobierno de los Países Bajos financie su conservación… 5. Faro del Fuerte de Galle Situado dentro del sitio del patrimonio mundial del Fuerte de Galle. 6.

¿Qué ver y hacer en Galle Sri Lanka?

Hay dos zonas principales para visitar en Galle: el Fuerte de Galle y Unawatuna. Ninguna visita al sur está completa sin ver estas dos zonas. Una combinación perfecta de playa y cultura, Galle lo tiene todo. Siga leyendo para descubrir las 10 mejores cosas que ver y hacer en Galle (Sri Lanka). Galle es una ciudad amurallada rodeada de gruesas murallas.

¿Cuál es el mejor lugar para comer en el Fuerte de Galle?

Seguramente te va a dar hambre de tanto caminar y comprar, así que lo mejor es comer un kottu roti. El kottu roti es uno de los favoritos de Sri Lanka y el mejor que se puede encontrar en el Fuerte de Galle es el de un pequeño y bonito restaurante llamado Galle Things Roti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba