Guía de Viajes de Albania 2

Guía de Viajes de Albania

Guía de Viajes de Albania 3

Historia estalinista, playas fabulosas y arquitectura otomana

Más allá de los vagos recuerdos de su pasado comunista, pocos viajeros saben mucho sobre Albania. Sus ondulantes montañas y sus inmaculadas playas, sus tierras repletas de ruinas romanas históricas y sus bonitas ciudades otomanas permanecen en gran medida sin descubrir. La mayoría de los viajeros nunca ven los atractivos lagos azules o los pintorescos valles ocupados por los inmensamente hospitalarios lugareños, y en su lugar dejan de lado el país por sus vecinos mucho más populares. Después de décadas de dominio aislacionista, esta accidentada tierra todavía no parece encajar en el gran rompecabezas continental, con notas claramente exóticas que emanan de su lengua, costumbres y cocina.Sin embargo, son esas idiosincrasias las que la convierten en un rincón tan intrigante y gratificante de Europa que merece ser explorado

La mayoría de los viajeros se dirigen a la capital, Tirana, una ciudad bulliciosa con una mezcla de edificios pintados con colores chillones, restaurantes tradicionales y bares de moda. Sin embargo, quienes deseen tomarle el pulso a Albania deben dirigirse a las zonas montañosas del interior, en particular a las ciudades de Berat y Gjirokastra, ambas esencialmente museos al aire libre de la vida en tiempos de los otomanos.Los excursionistas aficionados querrán explorar el valle de Valbona, donde las montañas de caliza cárstica albergan una asombrosa biodiversidad, y mientras los picos nevados del interior descienden hacia el océano, las inmaculadas playas de la costa jónica se encuentran entre las arenas más desarrolladas del Mediterráneo

.